Antonio Aparicio “intentarlo es la mejor manera de aprender”

Antonio Aparicio estudia 4º del Grado en ADE. Hace cinco años fundó Mitlan,  junto a su socio ingeniero Agustín Prieto. Como estudiante de la Universidad Loyola Andalucía, Antonio ha participado en varios concursos y programas de ideas de negocio como el Concurso de Ideas de Negocio, L’Oreal Brandstorm, Akademia Yu Project y CEO challenge de P&G.

Su personalidad activa le motivó a emprender, como él mismo nos explica. “Soy una persona inquieta e inconformista, solo con las clases no tenía suficiente necesitaba más, acción, riesgo. No quiero salir de la carrera y estar todos los días sentado en la mesa de una oficina. Hay que romper con las reglas y romper con los esquemas establecidos ¿Por qué un chaval no puede estudiar y trabajar a la vez, sacando adelante su proyecto?”

A la hora de definir a un emprendedor considera que tiene que poseer tres características esenciales “inconformismo,mentalidad abierta e insistencia”, afirma.

Su empresa, Mitlan, se dedica al desarrollo de patentes para calzadas y acerados. La primera patente que crearon fue un módulo de contención que, ante un terreno dañado lo corrige para que no se produzca deslizamiento. Su segunda patente, 4Sblock, está aún en fase de desarrollo y es a lo que dedican todos los beneficios. Esta patente está diseñada para solucionar problemas de acerado, como levantamientos o roturas.

Actualmente, su sede está en el parque tecnológico Rabanales 21 y el equipo lo forman, además de los dos socios, dos ingenieros y cuatro becarios del grado en ADE.

La experiencia de un emprendedor

“Empezamos a financiarnos por la familia de Agustín, después fuimos al Foro Transfiere en Málaga y contactamos con grandes grupos de construcción. Al principio, en el tema comercial nos estrellamos. Recorrimos toda España y nos dimos cuenta que la gente de las constructoras es reacia a cambiar sus mecanismos de trabajo. A una persona de 50 años no le puedes trastocar los esquemas y, sobre todo, si tú tienes 24 años”, dice  Antonio al explicar cómo fue su primer fracaso, uno de muchos los que ha encontrado en el camino.

A raíz de este bache, cambiaron de estrategia y empezaron a presentar el proyecto a diferentes programas y subvenciones. Consiguieron la mayoría y, tras este éxito, el conjunto tecnológico Rabanales 21 les propuso crear una consultora de innovación, que ya está funcionando, para ayudar a otras empresas a conseguir subvenciones para sus proyectos.

Antonio no duda en animar a otros estudiantes a adentrarse en el apasionante mundo del emprendimiento, “hay que echarle muchas ganas, emprender no es fácil. No todos somos Mark Zuckerberg, no llegas y te dan 2.000.000. Desarrollar una idea conlleva trabajo, la suerte juega un papel importante, pero no hay que dejar de trabajar. La formación también es importante, la carrera es una base de conceptos teóricos, aunque hay programas que te hacen cambiar de mentalidad y tocar más la parte práctica. La mejor manera de aprender es intentarlo”.

Loyola Initiatives

Loyola Initiatives

Loyola Initiatives es un blog sobre información relacionada con actividades de emprendimiento impulsadas por la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *