Emprender también es vender

Por mi trabajo e interés recibo mucha información y participo en muchas conferencias y seminarios  sobre emprendimiento o creación de empresas, y tengo la percepción que no se le dedica el tiempo necesario a la venta. El emprendedor como vendedor.

El momento de la venta es un hito que los emprendedores se encuentran en su camino desde las primeras etapas del proyecto. En las etapas iniciales podemos considerar dos tipos de ventas, una primera en la que vende su proyecto para buscar socios, inversores, o para obtener el respaldo y la aceptación de su entorno para definitivamente embarcarse. Y la segunda venta es la que hacen de sus productos y servicios.

A la primera venta se le dedica mucho tiempo y relevancia, y todos recibimos información de cómo hacerlo, cual es el ‘elevator pitch’ perfecto, que es lo que tienes que contarle a un inversor y demás información al respecto.

Pero hoy mi intención es poner el acento en la segunda clase de venta. El realizar la primera venta es un hito muy importante, y para muchos es el verdadero inicio.

Sin duda no hace falta razonar que sin venta no hay ingresos, y sin ingresos no hay dinero para pagar gastos, nóminas, afrontar inversiones, etc., y si queda algo generar beneficios. ¿Pero de verdad son los emprendedores conscientes de su importancia cuando deciden saltar al vacío?

No todos los emprendedores lo tienen  presente, ni están preparados en este aspecto. Vender como muchas otras facetas de emprender tiene sus procesos y técnicas que ayudan a hacerlo de forma eficiente. Al final venden a base de errores, que son por otro lado necesarios, pero que se podrían minimizar con la formación necesaria.

Hace un par de años tuve la suerte de asistir a la conferencia que Kenneth Morse, emprendedor y profesor vinculado al MIT, en la que nos insistía en la importancia de vender y muy especialmente en las fases iniciales del negocio. Insistía en que los productos tenían que ser vendidos, y quien mejor que el emprendedor para hacerlo. Y después de esto nos dijo que él veía que en España deberíamos dedicar mucho más tiempo a la venta.

Si acabas de emprender o estás pensando en hacerlo, dedícale tiempo a pensar en que vas a vender y en como lo vas a vender. Seguro que te ayudará mucho y te ahorrará quebraderos de cabeza.

Autor

Esteban Almirón

Emprender comparte muchas similitudes con saltar en paracaídas. Ambas actividades son retadoras, requieren preparación y una ejecución casi perfecta. En ambas hay incertidumbre y mucho riesgo, pero ambas te recompensan con una sensación vital de realización y libertad. Desde 'El Salto', Esteban Almirón, director del Servicio de Empleabilidad y Emprendimiento de la Universidad Loyola Andalucía, analizará la actualidad del emprendimiento y los emprendedores. ¿Saltas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3