Carlos García Alonso, junto al rector Gabriel Pérez Alcalá y la investigadora Esther Arenas, de la Universidad Carlos III

El vicerrector Carlos García apuesta por “un régimen fiscal que favorezca la relación entre universidad y empresa”

El vicerrector de Investigación de la Universidad Loyola Andalucía, Carlos García Alonso, propone  “un régimen fiscal que favorezca la transferencia de conocimiento y la relación entre universidad y empresa”. Coincidiendo con la apertura de la convocatoria de empleo 2014-2015 para ayudantes de investigación de Loyola Andalucía, Carlos García ha analizado la situación de la actividad investigadora en España, de la que considera que “salvo modificación de la política actual de los distintos gobiernos, en 2014 será complicada.

Para Carlos García, las empresas que apuestan por la investigación científica vinculada a la universidad o a centros de investigación en España son escasas y se ajustan, por lo general, a un perfil multinacional o son instituciones o empresas públicas. “Por supuesto que hay pymes con proyectos conectados con la investigación científica, pero todavía son muy pocas: la transferencia de conocimientos entre la universidad y la empresa es un tema pendiente en nuestro país”, ha afirmado.

En su opinión, “un régimen fiscal favorable cambiaría completamente el marco actual de la investigación”, pero el responsable de Investigación de Loyola Andalucía también cree indispensable “solucionar los problemas relacionados con la propiedad intelectual y con las discrepancias entre la forma de evaluar la actividad del profesorado universitario y las exigencias de rentabilidad empresarial”.

En un año tan difícil para la investigación por los recortes presupuestarios, García Alonso considera que las áreas que más se resentirán, “obviamente”, son aquellas que necesitan un presupuesto superior. “Por este motivo, las inercias serán muy importantes, es decir, los investigadores con una reconocida trayectoria científica seguirán produciendo ciencia en la medida de sus posibilidades”, explica Carlos García.

En este marco complicado para la actividad investigadora en España, la Universidad Loyola Andalucía continúa con su apuesta por la investigación y su objetivo de ser ‘research university’. La convocatoria 2014-2015 de empleo para ayudantes de investigación, cuyo plazo finaliza el 28 de febrero próximo, está dirigida a personas interesadas en diseñar un currículum investigador para acceder a puestos docentes y participar de forma activa en los grupos de investigación de la Universidad.

Autor

Eusebio Borrajo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. eborrajo@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« noviembre 2017 » loading...
L M X J V S D
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3