Noticias

Sevilla

Córdoba

La Universidad Loyola imparte a partir de octubre el Master in Management de Empresas de Moda.

“El sector de la moda debe, necesita, repensar su modelo productivo y hacerse más responsable con el entorno”

Paola Caballer, analista de tendencias de consumo, es profesora del Master in Management de Empresas de Moda que la Universidad Loyola impartirá en el Campus de Sevilla a partir del próximo mes de octubre. Hablamos con ella sobre nuevos hábitos de consumo, cómo influirá la crisis del coronavirus en nuestra relación con el mundo de la moda, y sobre la necesaria apuesta por la sostenibilidad que debe realizar esta industria.

Pregunta (P): ¿Cómo van a cambiar nuestros hábitos de consumo tras el coronavirus? ¿Cuáles cree que son los cambios fundamentales que van a producirse?

Respuesta (R): Sin duda, estamos empezando a ver una creciente preocupación por nuestra salud. Esto va a revertir en dar prioridad a los comportamientos más relacionados con nuestra bienestar físico y mental, y a valorar más lo que tenemos hoy y las personas que nos rodean. Vendrá a potenciar una de las tendencias que ya teníamos presente en los últimos años, y que se relaciona con un estilo de vida más saludable y trascendental; y a reducir otra de las más importantes, todo lo que tiene que ver con lo «compartido», (servicios como BlablaCar, o el mismo transporte público, o las tendencias del Car-sharing…) También transformará nuestra forma de relacionarnos con el entorno, en general, seremos más cautos, y a corto plazo, ya estamos viendo cómo por ejemplo, hay una incipiente vuelta a lo que nos es familiar y conocido. Esto provocará cambios en los hábitos alimenticios, o las experiencias turísticas.

(P): En cuanto a la moda ¿Cómo cree que afectará la crisis del coronavirus a la experiencia de “ir de compras”? ¿Dejaremos de hacerlo? ¿Cambiará el rol de la tienda física?

(R): La experiencia de ir de compras ya se vio amenazada una vez, cuando el canal online comenzó a imponerse como vía alternativa de compra… y como sabemos, lo segundo nunca ha llegado a sustituir lo primero. Sí es cierto que veremos cambios en los espacios de compra, y de ocio en general: menos aforos, más higiene, y desde luego, más facilidades para no tener que probarnos nada. En este punto, la tecnología puede dar un gran impulso al canal offline, gracias a la integración de soluciones como los espejos inteligentes que incorporan realidad aumentada -experiencias que ya vimos en la tienda insignia de Zara hace algunos años-.

(P): Recientemente, el director creativo de Gucci anunció el fin de las temporadas tal como las conocíamos hasta ahora y de la reducción del número de colecciones, así como de una moda más “atemporal” para ser más eficientes y sostenibles ¿Cree que esta tendencia se extenderá a toda la industria o seguirá viva la fast fashion?

Si hay una tendencia que lleva imponiéndose en la última década en este sector, es la mirada hacia la sostenibilidad. Sin confundirla con acciones de Green-Washing, el sector de la moda debe, necesita, repensar su modelo productivo y hacerse más responsable con el entorno, más ético, más eco… La transformación está siendo lenta, -llevamos casi tres décadas de fast-fashion– pero empieza a tener impacto. Las imposiciones medioambientales internacionales, especialmente los vinculados a la descarbonización industrial, están forzando esta transformación; y la llegada de las nuevas generaciones de consumidores al mercado, están dando lugar a pequeñas acciones, por ahora, muchas de ellas simbólicas, que al menos comienzan a forzar al fast-fashion a pensar en verde. Esta es una de las mega-tendencias que sin ninguna duda, estará presente en la próxima década.

Paola Caballer, docente del Master in Management de Empresas de Moda
Paola Caballer, docente del Master in Management de Empresas de Moda

(P): Cuando vivamos de nuevo en la normalidad ¿Cree que volveremos a consumir de manera masiva o por el contrario cambiaremos hacia un consumo más responsable y selectivo?

Esto me resulta muy difícil contestarlo. Creo que tenemos una grandísima oportunidad, como consumidores, y como productores y empresarios, de decidir qué queremos que pase luego. Este tiempo de parón nos está sirviendo a muchos para reflexionar e iniciar comportamientos de consumo nuevos, pero sin el compromiso de todo el sistema con la transformación y la sostenibilidad, los consumidores volveremos poco a poco a lo que nos resulta cómodo, asequible, y accesible.

(P): Tras el impacto del coronavirus, ¿optaremos industria y consumidores hacia una producción y un consumo más local?

(R): Ya estamos viendo como el turismo, pese a tener abiertas las fronteras, está manteniéndose local este año. Mitad impulsado por el miedo al contagio, mitad fruto de una reflexión ética sobre a quién ayudamos cuando consumimos, parece lógico pensar que esta mirada a lo familiar tendrá calado en otras muchas esferas de nuestra vida y nuestro comportamiento de consumo: alimentos, ropa, hogar, ocio…

(P): A la vista de estas perspectivas de futuro de la industria de la moda ¿Qué características deben tener los profesionales que se dediquen a la gestión de estas empresas?

(R): Ante todo, deben ser personas conscientes de su responsabilidad como empresarios, y del impacto en el entorno que genera su actividad. La mirada al desarrollo local y a la conservación del medio ambiente es cada vez más importante para un consumidor ya sensibilizado con el mensaje «Piensa global, actúa local». Estoy convencida de que vamos hacia un sistema cada vez más consciente de esta necesaria transformación global, y de que esto nos llevará a todos a repensar el éxito empresarial en nuevos términos, no sólo vinculados a la rentabilidad económica, sino al bien común.

 

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *