Noticias

Sevilla

Córdoba

Gabriel Pérez Alcalá modera el Diálogo sobre Religiones y Sociedad en el Encuentro del Bienestar de Cadena SER

¿Qué tienen qué decir las religiones del siglo XXI? Esta profunda pregunta sirvió de inicio a la tercera jornada del Encuentro del Bienestar que Cadena SER celebra anualmente en Córdoba con colaboración, entre otros, de la Universidad Loyola.

Gabriel Pérez Alcalá, rector de Loyola, fue el encargado de dirigir el diálogo entre religiones en el que intervinieron Jacobo Israel, ex-presidente de la Comunidad Judia de Madrid y de la Federación de Comunidades Judias de España; Gonzalo Villagrán, sacerdote y jesuita, rector de la Facultad de Teología de Granada; Ani Kunga, monja tibetana, que forma parte de la comunidad monacal Kagyu Samye Dechi Ling en Santa Coloma de Farners, Girona y Juan Pedro Monterrey, catedrático en Filosofía Semítica y profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad de Córdoba.

La religión da verdadero sentido al hombre

Los cuatro representantes del Budismo, Catolicismo, Judaismo e Islam coincidieron, con algunas connotaciones, en que las religiones hacen mejor al hombre y contribuyen a mejorar el mundo. Desde el judaísmo «la mejora del mundo es el verdadero sentido del hombre» explicó Jacobo Israel, mientras que para el budismo la bondad y el amor son innatos en los hombres «aunque surgen situaciones que provocan emociones como el egoismo, la colera, los celos… que los alejan de esta naturaleza»añadió Ani Kunga.

Gonzalo Villagrán expuso que para el catolicismo la «dignidad humana es infinita», auque la ruptura, tal como explica el génesis, «rompe la comunión con nosotros mismos que debemos ir superando y construyendo una sociedad más cercana al reino De Dios». Juan Pedro Monterrey, desde la pespectiva del Islam, quiso aclarar en su intervención que dentro del Islam hay muchas líneas distintas con grandes diferenciaciones pero que en general, el «hombre es objeto de Dios y está sometido a su voluntad y el Coran explica como hay que ser y comportarse para alcanzar unas u otras metas» .

Religión y Política

Mayoritariamente los protagonistas del diálogo estuvieron de acuerdo en que las religiones contribuyen también al desorden cuando se politizan e instrumentalizan.

Las religiones «son un instrumento social y son usadas por los políticos para unir o desunir. Cualquier fe tiene que estar en constante diálogo con la razón» así lo exponía Gonzalo Villagrán, al hablar de la contribución de las religones al orden o desorden del mundo «las religiones aportan una imaginación extra a la vida social que permite encontrar soluciones nuevas».

Jacobo Israel indicó que «la religión ha estructurado la sociedad, ha influido en el ser humano pero no estructura la congruencia de distintas culturas en un mismo territorio» a lo que añadió  que «el problema entre Israel y Palestina es un problema entre israelíes y palestinos no entre judios y musulmanes».

Desde la perspestiva del islam, Monterrey, explicó que la concepción inicial del islam tiene solo una esfera espiritual desligada de la política, es una religión fundamentalmente laica y hay un movimiento que busca volver al origen, desligando Estado y religión, fuente de conflictos.

Autor

Nuria López

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. nlopez@uloyola.es Twitter: @Nurialsanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *