El primer día de clase

Hace ya cinco años que me planté por vez primera delante de una clase universitaria, algo nervioso y bastante inseguro. Recuerdo perfectamente la asignatura. Las clases estaban planificadas como una sesión de discusión en torno a varias películas un tanto independientes y las cuestiones sociales e interculturales que éstas proponían. Los argumentos en muchas de ellas eran complejos y ricos en materia. ¡Las interpretaciones podían ser múltiples! Tal y como muy sabiamente me aconsejaron, lo mejor era plantear estas clases como un debate entre el alumno y el profesor. En este binomio se suponía que yo debía ser el profesor. Con la idea del debate en la cabeza, estructuré todo un posible guion para la clase y me documenté lo mejor que pude sobre la obra cinematográfica que habíamos visionado y su contexto. La duración de la clase era de una hora. ¡En mi nervioso infierno interior yo no creía poder llegar más allá de la media hora! ¡Horror! Si algo tenía claro antes de entrar a esa primera clase es que esto de ser profesor no era lo mío. Quizás era más conveniente quedarme detrás de mis papeles, mis libros y mi pantalla de ordenador dedicándome a lo que venía haciendo los últimos años.

Sin embargo, los acontecimientos parecieron cambiar el fatídico curso que yo había pronosticado. ¡La clase pasó volando! El guion que tan escrupulosamente había preparado y que tan rígidamente tenía intención de seguir apenas había servido para orientar el debate. En un primer momento puede que la clase siguiese mi estricto guion, pero a los quince minutos el debate había tomado su propio rumbo, alimentado por las propias inquietudes e intervenciones de los estudiantes. Cuando la clase se debilitaba en sus argumentos o parecía perder fuelle, allí estaba de nuevo mi guion para permitirme de nuevo encender la llama. En muchas ocasiones, los propios alumnos planteaban cuestiones que ni siquiera me había parado a pensar antes de preparar la clase. Incluso comenzaban discusiones entre ellos para las que el profesor no tenía respuesta. Ni tan siquiera pienso que hubiese una respuesta correcta y concreta para muchas de las preguntas que allí surgieron.

Al final, creo que esta primera experiencia docente determinó un poco mi trayectoria posterior. Cuando salí de aquella clase, contento y aún un poco nervioso, creo que aprendí dos cosas muy importantes y que, hasta entonces, no me había enseñado nadie. Creo que mis colegas de educación encontrarán estas ideas muy evidentes, pero para mí no eran nada obvias en aquel momento. La primera, el profesor no es el elemento más importante de la clase. Hasta entonces mi idea de la docencia se encontraba completamente equivocada. El estudiante es la pieza clave y no al contrario. La segunda, el modelo de debate me había gustado mucho. Me parecía que había sacado lo mejor de cada alumno y que esta participación nos había enriquecido a todos en esa hora de clase. El concepto de “participación” despertó mi inquietud y provocaría mi entusiasmo en los siguientes años. Se trataba de encontrar la forma de repetir una y otra vez esa primera clase, ese primer debate.

Sin embargo, creo que el secreto más importante que aprendí aquella tarde fue que el profesor también es un estudiante. Hace tiempo leí en algún lugar que “una de las mejores formas de aprender es enseñar”. Yo lo sigo haciendo todos los días. Es un secreto. La verdad es que delante de una clase no me siento como un profesor sino, más bien, como un estudiante más, y cada clase, cada preparación de esa clase, no hace más que confirmarme esa idea. En realidad, tengo a treinta profesores en cada clase sin que ellos lo sepan.

Autor

Javier Lozano

Docente e investigador en Comunicación. Profesor de las asignaturas de Documentación Informativa, Tecnología de la Comunicación y Pensamiento Creativo. Freak y apasionado de las tecnologías digitales. Además, en mi tiempo libre, consumo compulsivamente TV, cine y literatura, y publico vídeos de mi gato en Vine. Puedes encontrarme en twitter como @lozanojavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3