Encuentro sobre el ingeniero del siglo XXI en la Universidad Loyola Andalucía

La industria andaluza y la ingeniería del siglo XXI, a debate

Representantes de Loyola-Abengoa Research, Abeinsa, Airbus, la Agencia Andaluza de la Energía y de la Real Academia de Ingeniería han participado en una Mesa Redonda en el Campus de Sevilla de la Universidad Loyola Andalucía, donde han hablado sobre la figura del ingeniero del siglo XXI.

Presentado por el adjunto al rector, Francisco J. Pérez Fresquet, el acto contó con la presencia del director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad, Fabio Gómez Estern; el director científico de Loyola-Abengoa Research, Manuel Doblaré; el director de desarrollo estratégico de Abeinsa, José Luís Arroyo; el vicepresidente de la Real Academia de Ingeniería y catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Sevilla, Javier Aracil; el representante de la Agencia Andaluza de la Energía, Francisco José Bas, y con Francisco Javier Pérez de los Santos, de Airbus.

Los ponentes han hablado ante un público formado por estudiantes y profesionales de la ingeniería. El primero en intervenir fue Javier Aracil, quien resaltó cómo “al ingeniero se le caracteriza por su capacidad de concebir aparatos y objetos artificiales. Vivimos en un mundo artificial, construido por humanos, y para humanos. En este mundo artificial, el ingeniero juega un papel protagonista ya que tiene la capacidad de construir lo previamente imaginado”. José Luís Arroyo, de Abeinsa, centró su intervención en el papel que juega el ingeniero dentro de la toma de decisiones en la empresa, y explicó que actualmente el 20% de los CEOs de las empresas que cotizan en el índice índice S&P 500, son ingenieros de formación.

¿Por qué tiene sentido que un ingeniero desarrolle su actividad en las áreas de decisión de las empresas? Para José Luís Arroyo hay cuatro puntos muy importantes que tienen todos los ingenieros: “son ingeniosos; tienen la capacidad de analizar a las empresas al detalle; tienen una gran capacidad de aprendizaje, fichar a un ingeniero es fichar a alguien que está acostumbrado a aprender rápido; y por último, son capaces de tener una comunicación fluida con las distintas áreas implicadas en el desarrollo de un proyecto”.

Por su parte Francisco Bas, de la Agencia Andaluza de la Energía, explicó que “el sector energético es el hábitat natural del ingeniero, donde tiene un campo muy amplio y variado de actuación ya que la actual parálisis energética que vive España es temporal. En el campo energético sigue habiendo mucho por hacer, y  os aseguro que los ingenieros que opten por trabajar en este campo no se van a aburrir.” En su turno de intervención, el director científico de Loyola-Abengoa Research, Manuel Doblaré, explicó a los jóvenes estudiantes presentes en la sala que deben de ser sobre todo pacientes, ya que “la recompensa de un ingeniero es a largo plazo ya que cualquier proyecto tiene muchas horas de trabajo”. Además les resaltó la importancia de “saber comunicar y tener empatía tanto con los con los directivos como con empleados”, ya que el ingeniero tiene que estar en contacto permanente con ellos para transmitirle sus ideas y asegurarse de que los proyectos se desarrollan correctamente.

Por último el representante de Airbus, Francisco Javier Pérez de los Santos, hizo un breve repaso del buen momento que vive el sector aeroespacial en Sevilla, donde es un sector que “garantiza importantes cargas de trabajo que necesitan grandes dosis de generación de tecnología”.  Habló también sobre los drones, de los que dijo “son uno de los futuros de la aeronáutica, en muchos campos, no sólo en el de la guerra. El futuro es amplio y prometedor”.

Escuela de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía

El acto se cerró con un debate y ronda de preguntas, tras una breve intervención del director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, Fabio Gómez Estern, quien aseguró que la ingeniería, pese a la coyuntura económica actual sigue siendo una profesión muy valorada. “Los que deciden estudiar ingeniería saben que se enfrentan a un reto que les obligará a estar en constante desafío ya que nunca dejamos de aprender”. Según explicó, actualmente en Estados Unidos necesitan más ingenieros de los que son capaces de producir, por lo que el empleo está más que asegurado si no España, sí en empresas españolas que están en el extranjero.

Autor

Francisco Javier Burrero

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. fjburrero@uloyola.es Twitter: @javierburrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Jul 2017 » loading...
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31