Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

El Papa Francisco en el Parlamento Europeo

El papa Francisco visitó el pasado 25 de noviembre de 2014 en Estrasburgo el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa. Con esta ocasión pronunció un discurso en la Eurocámara que no ha pasado desapercibido. Resumimos algunas de sus principales ideas, remitiendo a nuestros lectores al texto completo del discurso.

Esta visita tiene lugar 25 años después de la protagonizada por Juan Pablo II. Desde entonces, recuerda Francisco, muchos cambios se han producido en Europa y en el mundo; entre otras cosas, este último es cada vez menos eurocéntrico. Europa parece haber envejecido; su protagonismo ha disminuido.

A pesar de todo ello el Papa lanza un mensaje de esperanza y aliento a los ciudadanos europeos. Sus palabras constituyen una llamada a revivir la inspiración de los Padres fundadores que compartían una concepción del ser humano como persona dotada de una dignidad trascendente. Mantener vivo este compromiso a favor de los derechos humanos de todas las personas debería ser un punto focal del proyecto europeo. Se trataría de promover lo que él llama “una cultura de los derechos humanos” que compagine la dimensión individual con el bien común. Ello es especialmente relevante en un tiempo donde la enfermedad de la soledad parece extenderse, agudizada por la crisis económica.

Llama la atención sobre la opulencia insostenible y la indiferencia con respecto a los más pobres y marginados. Condena con firmeza “la cultura del descarte” y el “consumismo exacerbado”, llamando a cuidar la fragilidad.

¿Cómo devolver la esperanza al futuro? Abriéndose a la dimensión trascendente, para no perder su propia alma y el espíritu humanista que siempre la caracterizó. Europa debe ser “una familia de pueblos”, cumpliendo el lema: “Unidad en la diversidad”. Para ello es preciso mantener viva la realidad de las democracias, evitando que la fuerza expresiva de los pueblos sea desplazada por las presiones de los “intereses multinacionales no universales”. Francisco hace una llamada a: la atención a familia y especialmente a la juventud y a la educación, al fomento de las nuevas fuentes de energía, al cuidado ecológico, a la lucha contra el hambre.

Con especial énfasis llama a todos a afrontar juntos la cuestión migratoria: “no se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio”: hay que actuar sobre las causas de esta tragedia, y no sólo sobre los efectos.

Viene luego un llamamiento a custodiar y hacer crecer la identidad europea, respetando su alma y su historia. Y termina Francisco pidiendo a los eurodiputados que construyan “juntos la Europa que no gire en torno a la economía, sino a la sacralidad de la persona humana”.

Autor

Jose Juan Romero SJ

Sacerdote jesuita, doctor ingeniero agrónomo y profesor emérito de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Calculamos el ratio B/R y si este no es superior a 2,5, no invertimos.

Ratio, beneficio/riesgo

El ratio beneficio riesgo consiste en estimar el beneficio que esperamos obtener si la inversión sale bien y dividirlo por la pérdida que podemos tener si la inversión va mal. Leer más →