Noticias

Sevilla

Córdoba

El Instituto de Ciencia y Tecnología de Loyola trabaja junto con el MIT y la UPC para combatir la pobreza energética

Loyola Tech, Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad Loyola, trabaja junto al Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston y la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) en el desarrollo de redes eléctricas eficientes, seguras y, sobre todo, a bajo coste, para que la electricidad pueda llegar a comunidades aisladas y desfavorecidas y de este modo mejoren las condiciones de vida, la salud, la educación y la prosperidad de sus habitantes a través del acceso universal a la energía.

Según explica Pedro Rodríguez Cortés, director del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad Loyola: “Hoy día, los conceptos y tecnologías que sustentan las redes inteligentes, la generación distribuida o las micro-redes, las cuales empiezan a ser una realidad en algunos países desarrollados, pueden usarse para crear nuevos modelos de electrificación en estas sociedades con más dificlcutades de acceso a la energía”.

Específicamente, el equipo de Loyola Tech se encarga de estudiar y desarrollar la arquitectura inteligente de gestión y control de los sistemas de energía distribuidos basados en micro-redes renovables interconectadas que se implementarán en comunidades remotas sin acceso a la electricidad.

Esta tarea cubre diferentes áreas de trabajo. Por un lado, el equipo investiga los sistemas de control de bajo nivel que garantizan la estabilidad en la operación del conjunto de micro-redes interconectadas ante cualquier tipo de evento que pueda acaecer en las mismas (fallas, desconexiones fortuitas, sobrecargas, etc.). Además, desarrolla algoritmos basados en inteligencia artificial para gestionar los ‘clusters’ (agrupaciones) de micro-redes, lo que permite predecir, optimizar y coordinar la utilización de las fuentes de energía renovable, de los sistemas de almacenamiento y de los perfiles de demanda de las micro-redes agregadas para optimizar uso colaborativo en pos del bienestar y desarrollo de la comunidad.

Los investigadores predoctorales de la Universidad Loyola, Francisco Prieto y Ngoc Bao Lai visitarán los próximos meses los laboratorios del Massachusetts Institute of Technology (MIT) donde enriquecerán sus conocimientos tecnológicos de cara a aplicarlos al presente proyecto. Especialmente perfeccionarán los algoritmos con los que trabajan para predecir las necesidades energéticas en las comunidades necesitadas en función a una serie de datos socioeconómicos y geoespaciales recopilados previamente.

Actualmente, 3.000 millones de personas viven en situación de pobreza energética a nivel mundial, incluyendo 1.100 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad. En los últimos años, la evolución de la tecnología y la reducción de costes han favorecido la expansión de sistemas autónomos de energía, los cuales, al menos, permiten a estas personas disponer de iluminación durante la noche o cargar un teléfono móvil en sus hogares. No obstante, los avances en procesado de potencia, tecnologías de la información e inteligencia artificial abren las puertas a nuevas soluciones para mejorar las condiciones de vida y el desarrollo en poblaciones aisladas.

¿Por qué este proyecto?

Electrificar comunidades remotas y vulnerables no significa instalar una placa fotovoltaica por hogar para alimentar dos lámparas LED y un cargador de teléfono móvil, aunque este es un hito urgente que se debe lograr a corto plazo. En lugar de eso, es necesario desarrollar nuevas soluciones de electrificación distribuida e inteligente que permitan a las personas que viven en esas comunidades remotas no sólo mejorar su calidad de vida, sino garantizar su progreso de una manera sostenible.

Pedro Rodríguez Cortés, Director del Instituto de Ciencia y Tecnología de Loyola, Loyola Tech

Además de iluminación y comunicación, estas personas necesitan suficiente energía para disfrutar de calefacción y refrigeración, así como electrodomésticos para facilitar sus tareas diarias. Estas sociedades remotas necesitan un suministro eléctrico confiable para alimentar escuelas y centros médicos. Además, para promover su productividad y desarrollo, necesitan electricidad para la agricultura, el bombeo y el procesamiento de alimentos.

Satisfacer estas necesidades conlleva una serie de retos que deben ser cubiertos, ya que es preciso diseñar soluciones basadas en tecnologías de muy bajo coste, monitorizables y operables desde la nube, con un alto grado de robustez y fiabilidad, respetuosas con el medio ambiente, fácilmente escalables y reproducibles, aceptadas, integradas y mantenidas por las sociedades destino, que realmente favorezcan el desarrollo de dichas sociedades destino, y que sean financieramente sostenibles mediante un modelo de negocio viable.

El proyecto MultiMicro plantea un trabajo de investigación y desarrollo para dar respuesta a estos retos tecnológicos y socioeconómicos mediante la colaboración multidisciplinar de los equipos de Loyola Tech, del MIT y de la UPC.

Pedro Rodríguez, director de Loyola Tech, ha sido profesor de la UPC y mantiene colaboraciones con el MIT, donde hizo una estancia postdoctoral para investigar acerca de las redes eléctricas del futuro. El proyecto MultiMicro surge como fruto de esas colaboraciones y actualmente permite que algunos estudiantes de la Universidad Loyola Andalucía puedan realizar estancias de estudio/investigación en el MIT, así como recibir estudiantes del MIT y de la UPC en nuestro campus de Sevilla.

El proyecto MultiMicro, con título “Intelligent Distributed Management and Control of Power Systems for Isolated Communities” y código LCF/PR/MIT18/11830012, de 20 meses de duración, ha sido cofinanciado por el programa de Gestión de Ayudas a la Investigación, Becas e Innovación de la Caixa .

 

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *