El cambio climático y las toallas de hotel

Por el 14 septiembre 2015
Los hoteles invitan a reciclar el uso de las toallas, un gesto que contribuye a mitigar los efectos del cambio climático
Pie de foto +

Ahora que el verano ya va tocando a su fin, muchos de nosotros nos habremos topado en algún hotel con el típico cartel colgado en la pared del baño en el que se nos pide que reutilicemos las toallas. Estos letreros abogan por el bien del medio ambiente con el objetivo de atajar el problema del cambio climático.

Los datos medioambientales son ineludibles. Según el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, 2014) la influencia humana parece ser la causa dominante del calentamiento global observado desde mediados del siglo XX.

Los datos sugieren que entre los más que probables impactos se encuentran los efectos adversos sobre los ecosistemas, pero también sobre los medios de subsistencia y la salud. Entre las regiones con mayor riesgo de afectación se encuentran aquellas en vías de desarrollo, las cuales serán a su vez menos resilientes al ver mermada su capacidad de afrontar el cambio climático en comparación a otros países con mayor potencial de adaptación. A su vez, la probabilidad de desnutrición a consecuencia de una menor producción de alimentos en las regiones pobres, irá en aumento.

Mientras tanto, en el sur de Europa también estamos siendo afectados por las consecuencias, con un creciente número de personas que han visto perjudicada su salud y bienestar. Como muestra de ello se ha observado un incremento en el número de episodios de calor extremo, en el riesgo de que se produzcan incendios forestales y un empeoramiento en la calidad del aire.

Cambiar el comportamiento

No obstante, nuestra situación de vulnerabilidad puede ser enmendada. Para ello no hay más que cambiar los comportamientos que están originando este cambio. Pero modificar nuestras costumbres no siempre es fácil, por ello se buscan alternativas que conduzcan hacia el respeto por el medio ambiente.

En este contexto, diversos estudios psicológicos han demostrado que el uso de “refuerzos” puede llevarnos hacia un comportamiento determinado. Estos refuerzos, también conocidos en terminología anglosajona como “nudges”, constituyen pequeños cambios en nuestro entorno que nos llevan hacia el comportamiento esperado, sin necesidad de recurrir a prohibiciones.

Los refuerzos a menudo suponen alterar la forma en que se proporciona la información. Como ejemplo valga el uso de diversos colores en el etiquetado de los electrodomésticos. La visualización del color verde asociado a aquellos aparatos con menor consumo de energía, fomenta comportamientos a favor del medio ambiente.

Otro tipo de refuerzo recurrente para mitigar el cambio climático es el uso de las normas sociales. La opinión y los actos de otros nos afectan inevitablemente, por ello una compañía energética estadounidense decidió incluir información sobre el consumo de energía de otros usuarios de la zona, en las facturas que enviaba a los ciudadanos. Este pequeño refuerzo tuvo un efecto inmediato en las facturas de sus clientes, los cuales redujeron significativamente su consumo de energía.

Al igual que en este caso, este verano podemos haber sido “reforzados”, quizás sin darnos cuenta, a través del mensaje ecológico que nos envían los hoteles pidiendo que reutilicemos sus toallas. Ya sea mediante el uso de normas sociales o algún que otro mensaje que nos haga pensar, este refuerzo nos habrá ayudado a sumar nuestro particular granito de arena para mitigar los efectos del cambio climático.

Nuria Rodríguez

Nuria Rodríguez

Profesora asociada. Licenciada enCiencias Económicas, Licenciada en Antropología y Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Granada. Investigadora en la Comisión Europea (JRC-IPTS). Ha trabajado como profesora en la Universidad de Granada y ha sido investigadora visitante en la Universidad de Yale, en el Decision Research Center (Oregón –EEUU), en la Universidad Royal Holloway de Londres, y la Universidad de Leeds entre otras. Investigadora en temasrelacionados con la economía del comportamiento.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>