Los jóvenes novilleros Javier y Borja Jiménez, en el Aula Taurina de la Universidad Loyola Andalucía.

El Aula Taurina arranca su temporada con la tertulia ‘El toro y la familia’

Los aficionados taurinos se han dado cita en una nueva tertulia organizada por el Aula Taurina de la Universidad Loyola Andalucía, que en esta ocasión, ha contado con la presencia de los jóvenes novilleros de Espartinas, Javier y Borja Jiménez. A sólo ocho días del mano a mano que protagonizarán en su localidad natal, los hermanos Jiménez han querido compartir con los jóvenes universitarios su particular visión del mundo del toro.

“Si alguien puede conseguir atraer al público joven a las plazas de toros, esos son los jóvenes, porque ver a alguien de tu edad delante de un toro, y llenando plazas, hace crecer la afición, ya que conectas mejor”, han afirmado Javier y Borja. Así, al ser preguntados sobre qué pueden aportar a la Fiesta Nacional, Borja Jiménez explicó que los jóvenes novilleros “pueden aportar frescura al mundo del toreo, ya que tenemos ganas de poner nuestro granito de arena a una profesión con tanto arte”.

El tema de la regeneración de la afición al toreo también ha centrado una parte importante de la tertulia, y ambos novilleros destacaron la importancia que este tema tiene en el futuro de la tauromaquia. “Aún no se ha dado con la tecla para crear una buena campaña de marketing que atraiga más aficionados a las plazas”, aseguró Javier Jiménez. Y es que según su opinión, los mensajes siempre están dirigidos a los aficionados, no a los que no lo son. “Hay que conseguir que al igual que un niño dice quiero ser futbolista, diga, quiero ser torero. Pero eso sí, explicando que esto es un arte, no un juego”, afirmó.

El toreo es un arte

Otro de los temas que se han tratado ha sido la prohibición de los toros, y las polémicas surgidas sobre el maltrato animal. Ante esto, ambos novilleros se mostraron tajantes: “el toreo es más que un arte, es una forma de vida. No prohíben un oficio, prohíben una manera de ser, una manera de expresarte, en definitiva, una forma de vivir”, aseguró Javier Jiménez. Según explicaron, ellos le deben mucho al maestro Espartaco padre, ya que fue quien les enseñó, además del oficio, los valores del toreo, su ética, y la manera de vivir de un torero. Javier asegura que “a un torero lo tienen que reconocer por la calle por su forma de ser. Que aunque no sepas quien es, te vean y digan: ese es torero”.

También han destacado los esfuerzos y sacrificios que les exige el mundo del toro. “Te pierdes salir con tus amigos, aunque si de verdad lo son, te entienden y te comprenden”, afirmó Javier. A lo que su hermano Borja añadió que “a nuestra edad, el dolor físico nos importa menos que el no triunfar en una profesión por la que hemos sacrificado tanto”.

La tertulia taurina, que estuvo moderada por Víctor Vázquez, profesor de la Facultad de Comunicación de la US, se cerró con un turno de preguntas donde participaron estudiantes de la Universidad Loyola Andalucía, así como profesores y el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Juan Antonio Carrillo Donaire.

Autor

Francisco Javier Burrero

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. fjburrero@uloyola.es Twitter: @javierburrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3