Noticias

Sevilla

Córdoba

Economía global 2015: los juegos del hambre

El año 2015 promete mucho en todos los ámbitos.  ¿Será el año de la explosión de los cambios subterráneos que parecen estar produciéndose bajo esta crisis global?

Algunas cosas vuelven a la normalidad y 2015 parece enterrar esa hipótesis de un mundo multipolar gracias a la emergencia de las potencias del Sur y su convivencia con las potencias clásicas.  No es que desaparezcan pero su panorama no es alentador. Ni Turquía, ni Brasil, ni México, ni Sudáfrica tienen por delante un panorama nítido de crecimiento y desarrollo. Los gigantes rojos tampoco parecen libres de nubarrones aunque rusos y chinos se enfrentan a situaciones muy diferentes.  El descenso de los precios del petróleo y de otros bienes básicos afecta a las potencias emergentes y será también motivo de preocupación en América Latina que tiene ahora que demostrar si estos años de bonanza han sido invertidos en autonomía económica y política.  En América Latina, de forma especial entre los emergentes, habrá que medir el impacto del final del Quantitave Easing de la FED estadounidense. Como explicaba Rodrik sobre los emergentes y los equilibrios entre las finanzas y la economía real  en febrero de 2014 en su artículo Death by Finance.

El año 2015 va a ser determinante también para medir si somos capaces de responder con sensatez, visión de futuro y sentido de nuestra recíproca dependencia a dos de los grandes problemas globales. En primer lugar al cambio climático en la COP 21 (Conference of the Parts of the United Nations Framework Convention on Climate Change) de París en diciembre de 2015. En segundo lugar, definiendo los objetivos de desarrollo sostenible (los ODS), es decir, los nuevos compromisos internacionales sobre desarrollo y lucha contra la pobreza, que deberán ser aprobados en la cumbre de alto nivel de Naciones Unidas de septiembre de 2015. ¿Estaremos a la altura? ¿Serán compromisos reales o de relleno para salvar las fechas?

Y ojalá el año 2015 sea también año de luces para la atascada Unión Europea, tan en peligro hoy por sus errores. El impacto de la crisis del euro y de todo el proyecto es de escala global. El más importante problema global según el irritado Paul Krugman que decía en su columna del NYT del día 5: «Europe is at a dead end; if anything, Greece is doing the rest of Europe a favor by sounding a wake-up call«.

O como han señalado los profesores Servaas Storm y C.W.M. Naastepad de la  Delft University of Technology (Holanda), que explican el obstinado empecinamiento en la política de austeridad de la UE como unos juegos del hambre europeos. Como saben los seguidores de la saga de novelas, se tratan de una batalla cruel en la que sólo sobrevive uno de entre los 12 representantes de los distritos que el Capitolio manda a pelear. Una analogía irresistible.

Autor

Pedro Caldentey

Pedro Caldentey del Pozo es Director del Departamento de Economía y profesor de Economia Aplicada de la Universidad Loyola Andalucía. Es especialista en economía del desarrollo e integración regional comparada.. Es Director del Máster de Investigación en Desarrollo Inclusivo y Sostenible de la Universidad Loyola Andalucía. Es investigador y Vicepresidente del Patronato de la Fundación ETEA. Es patrono de la Fundación Entreculturas y Secretario de la Junta Directiva de Fairtrade Iberia. Ha trabajado en el diseño de políticas de desarrollo con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Unión Europa, CEPAL, OCDE, IICA y los organismos del Sistema de la Integración Centroamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias