El copón es una de las dos joyas de orfebrería sevillana que está en la parroquia de Arahal.

Dos joyas de orfebrería sevillana

Entre las obras más interesantes de orfebrería en la iglesia de la Magdalena del Arahal, hay dos que llaman la atención: un copón y un portaviático. El magnífico copón de plata dorada y repujada fue realizado en Guatemala por Pedro Valenzuela, con una exuberante decoración en relieve alusiva al misterio eucarístico (Juan Luis Ravé).

Tiene la siguiente inscripción: ‘Se hizo en Guathemala a. de 1775′. Lo trajo D. Joseph Fernández Baena, natural de esta villa, y lo regaló al convento de San Roque.

Su artífice Pedro Valenzuela. Es una joya de la orfebrería hispanoamericana del siglo XVIII, traída a Arahal por un vecino del pueblo, a su vuelta de América. La fuerza barroca de esta pieza de orfebrería americana muestra la adaptación del arte español al de Guatemala.

Portaviático de plata

El portaviatico es  una de las joyas de orfebrería sevillana que está en el museo parroquial de Arahal.

Es lo mejor que podía traer como recuerdo del tiempo pasado lejos de su lugar de nacimiento.La otra obra es un portaviático de plata, realizado hacía 1809, y atribuido a Miguel María Palomino.

Tiene forma de un pelícano,con su cría en el pecho para alimentarla de su propia sangre. Es una figura tradicionalmente representativa del misterio de la Eucaristía, en la que recibimos la misma sangre del Señor.

Además de la fuerza original de la figura, resalta la maestría del labrado de la plata. Es una pieza singular entre las distintas formas en que aparecen los portaviáticos en la orfebrería española.

En la parte de detrás tiene una pequeña caja, en la que se llevaba la hostia consagrada. En el museo parroquial de esta iglesia de Arahal, hay una colección de otras obras de orfebrería, que componen uno de los conjuntos más bellos de la Archidiócesis de Sevilla.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>