Noticias

Sevilla

Córdoba

El trabajo en Desarrollo en la Universidad Loyola Andalucía: contribuyendo a la misión desde la investigación

Recientemente en la casa de Ejercicios Espirituales “La Inmaculada”, en el Puerto de Santa María, daban comienzo las Jornadas de reflexión sobre las intervenciones de desarrollo que está realizando la Universidad Loyola Andalucía.

Estas jornadas han sido organizadas por el Vicerrectorado de Investigación, la comisión de Desarrollo y el Instituto de Desarrollo (Fundación ETEA) de la Universidad Loyola. Asistieron 54 personas con una significativa representación de todos los Departamentos e Institutos de la Universidad.

Reflexión, análisis y revisión

Los objetivos de las jornadas han sido: reflexionar sobre las intervenciones que en el ámbito del desarrollo realiza la universidad Loyola, intentando identificar características comunes, analizar el alineamiento de nuestras intervenciones con los documentos de la Compañía de Jesús y de la Doctrina Social de la Iglesia y, finalmente, y a la luz de los últimos documentos estratégicos de la Compañía a nivel universal y de la provincia de España, revisar lo que estamos haciendo en materia de desarrollo y cómo continuar nuestra labor.

Han sido dos intensos días en los que también se han dado a conocer una buena muestra de los proyectos en desarrollo que se están llevando por distintos grupos de investigación de la Universidad, donde se han compartido multitud de opiniones sobre la situación actual y el futuro de la investigación en torno al desarrollo. Los proyectos fueron presentados por los profesores e investigadores que los coordinan.

Y es que, estas jornadas han reflejado claramente cuáles son los puntos clave del trabajo en desarrollo en la universidad y cómo se están dirigiendo esfuerzos y acciones que permiten poner la investigación al servicio del desarrollo.

Las Universidades Jesuitas, fuerza de renovación

Las jornadas también contaron con la presencia de Ildefonso Camacho, Guillermo Rodríguez y José Juan Romero, que definieron en profundidad la esencia del pensamiento ignaciano y cómo este sigue vinculado al desarrollo, ya sea caminando junto a los pobres, acompañando a los jóvenes en la creación de un futuro mejor, o mediante el cuidado de la ‘Casa Común’, la Tierra; todo ello para que las universidades jesuitas siempre constituyan una fuerza de renovación que revierta sobre las generaciones futuras. También han intervenido Francisco Amador, Pedro Caldentey, Vicente González y José Manuel Martín.

Estas jornadas han permitido la apertura de nuevas ventanas de oportunidades para la colaboración interdepartamental, la mejora en la comunicación interna y externa, la creación de nuevos proyectos o, incluso, la realización de unas nuevas jornadas de mayor duración, con mejoras incorporadas y que cuenten con la presencia del alumnado. Así lo expresaba José Manuel Martín, director ejecutivo de la Fundación ETEA: “Estas jornadas han sido posibles porque la Universidad Loyola ha hecho del desarrollo un pilar fundamental. Nos queda mucho, pero también es mucho lo que la Compañía de Jesús, a través de la universidad, puede seguir aportando al desarrollo.”

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *