¿Debe temblar la industria relojera suiza? (1)

No son pocos los fabricantes que se han apuntado a la moda de los relojes inteligentes, Samsung, Asus, LG, Sony, Motorola… y además están los chinos, que ya hay alguna propuesta con precios muy ajustados. Si se trata de eso, una moda pasajera, o realmente se van a convertir en un dispositivo tan imprescindible como los smartphones sólo el tiempo y los usuarios lo dirán.

Pero como este blog trata de innovación, vamos a ver si esto de los smartwatches realmente es una innovación y si puede suponer una disrupción para la industria relojera tradicional, da igual si es suiza o de cualquier otra parte.

Lo primero que hay que dejar claro es que no se trata de un invento nuevo, ya hace tiempo que Casio tiene modelos de reloj que son auténticamente pequeños ordenadores. Sí es más reciente el éxito Pebble que hace dos años consiguió más de 10 millones de dólares en su campaña de crowdfunding en Kickstarter. Pero ha sido la conexión de los relojes a los smartphones y a toda su potencia y aplicaciones lo que ha animado a todos los fabricantes a lanzar relojes inteligentes.

Reconociendo que hay algunos que son muy atractivos, como el Motorola Moto 360 o el LG G Watch R, todavía falta por ver si realmente convencen a los usuarios, porque ya he comentado en algún otro post que para que una innovación sea tal debe tener éxito en la comercialización.

Claves de los relojes inteligentes

Como mis dotes de adivino no mejoran con la edad, voy a dar algunas claves y luego mi opinión:

  • La gente joven está mucho más interesada en tecnología que en artículos que están cerca de la joyería como son los relojes de gama media y alta.
  • Los precios de los primeros smartwatch, entre 200 y 300 euros, son más asequibles que un buen reloj, pero todavía caros, aunque el precio, como todos sabemos, es algo muy relativo.
  • El lanzamiento de Android Wear por parte de Google es, sin lugar a dudas, un espaldarazo a los nuevos dispositivos “llevables” y, en concreto, a los relojes inteligentes. Va a permitir que la oferta se dispare puesto que ya no es necesario diseñar un sistema que gestione el reloj, por lo que muchos fabricantes podrán lanzar modelos ajustados de precio.
  • La duración de la batería es, de nuevo, el gran talón de Aquiles de estos dispositivos. Su tamaño hace que la batería sea pequeña y, por tanto, su autonomía, entre 12 horas y día y medio, dependiendo del uso, pero esto es sobre el papel, luego todos sabemos lo que pasa.

Por tanto, respondiendo a la pregunta del título, creo que todavía no, que los relojeros suizos pueden estar tranquilos. Mi opinión es que todavía están en fase experimental, que deben pulir temas como la autonomía, peso y tamaño, pero la tendencia es clara, por lo que añadiría al pueden estar tranquilos un “por ahora”.

No, no me he olvidado de Apple y su iWatch, lo dejaba para cerrar el post. Todo lo dicho puede cambiar dependiendo del conejo que saque de la chistera Tim Cook el próximo martes. Hay muchas especulaciones y me da la impresión de que puede cambiar el panorama de manera sustancial. Pero eso lo dejamos para la parte 2, que llegará después de la presentación del martes.

Autor

Jesus Duarte

Pantalla de fosforo verde, discos de 5 1/4 y Turbo Pascal, así fueron los comienzos de Jesús Duarte en el mundo tecnológico. Desde entonces hasta ahora ha sido testigo del gran cambio que las TIC han traído a la sociedad. Docente en la materia y con experiencia en gestión, vuelca ahora su experiencia en el mundo de la innovación con la mente totalmente abierta. Escribe de tecnología en http://www.bitsandhits.info y en Twitter es @bitsandhits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3