Francisco Hoyas presentando el Club de Debate al alumnado.

Aprender a debatir o cómo adquirir competencias profesionales

En los últimos años están aumentando notablemente el número de agrupaciones de debate ligados a centros educativos. Muchos de ellos parten de la Universidad, como es el caso de Loyola Andalucía, que cuenta con su propio Club de Debate, que recientemente ha realizado una jornada de puertas abiertas dirigida al alumnado. La discusión, el debate, permiten desarrollar competencias como la comunicación lingüística, la percepción crítica o la autonomía e iniciativa personal, destrezas que permiten que los jóvenes puedan introducirse en el mercado laboral y profesional con herramientas de gran utilidad.

Francisco Hoyas, formador del Club de Debate de la Universidad Loyola, explica que “no solo los colegios han visto la oratoria como algo esencial, nos encontramos en la actualidad en un auge de creación de equipos de debate por universidades o por movimiento propio del alumnado, como es el caso de Debate Babel en Granada o CDU en Córdoba”.  Hoyas añade “el debate no solo se trata de un juego donde vemos cuáles son las diferentes esferas que presentan diversos problemas sociales, sino que además se fomentan valores y actitudes como es el trabajo en equipo, pensamiento crítico, razonamiento y, como no, la oralidad y persuasión para convencer a un público extenso”.

Sin embargo en un debate no sólo cuentan las palabras y la oratoria sino que el lenguaje verbal juega un papel fundamental “una de las claves para convencer es transmitir seguridad y ahí es donde la comunicación no verbal juega su papel, además, por otro lado, el cerebro hace caso antes a la información visual que a la sonora”.

Los torneos de debate universitario: medirse con uno mismo y con los demás

Para los participantes en asociaciones de debate universitario, los torneos son la prueba práctica que mide los resultados de la preparación “en el ámbito académico nos medimos con los exámenes para saber si hemos adquirido los conocimientos de la materia, en debate son los torneos, te mides contigo mismo y con los demás”, explica el formador del Club de Debate de Loyola.

Francisco Hoyas también tiene clara la respuesta a si un buen orador nace o se hace “sin duda alguna, se hace. El trabajo y la perseverancia pueden ser fruto de magníficos oradores y alcanzar los objetivos que uno se propone”. También está el común temor a hablar en público, miedo que puede superarse con práctica y preparación somos humanos y comentemos errores -explica el formador de Loyola- y hay que entrenar para no cometer los mismos errores. Steve Jobs, antes de presentar un nuevo producto, realizaba repetidas veces el mismo discurso hasta que le saliera como a él le gustaba. Hay que mentalizarse que no pasa nada si nos equivocamos, tomarse la puesta en escena con serenidad y marcarte tus pautas para pensar lo que quieres decir y como lo quieres decir pueden ayudar a superar ese miedo”.

El respeto a los demás

El debate en todos sus ámbitos promueve el respeto a diferentes pensamientos, creencias y costumbres, en definitiva, el respeto a los demás. Es uno de los valores que se fomentan junto a actitudes como el trabajo en equipo. María Dieguez, alumna de la Universidad e integrante del equipo de debate universitario de Loyola explica que “aprendemos a trabajar en grupo, a mejorar técnicas de oratoria, a argumentar y a saber más sobre temas específicos. A nivel personal, hemos creado una gran familia en la que todos los miembros del club nos ayudamos”.

Para conseguir integrar estos valores y actitudes en el debate es necesario tener una percepción crítica de las cosas, y saber distinguir entre informaciones sesgadas por ideologías y opiniones personales, “es importante contrastar un mismo dato usando deferentes fuentes, destaca Francisco Hoyas, debemos conocer el entorno digital y aprender a filtrar toda la información que nos proporciona internet y que no es siempre es la correcta o la más verídica”.

El Club de Debate de la Universidad Loyola

El Club de Debate de la Universidad lleva más de diez años en funcionamiento y participa en diferentes competiciones de debate universitario como el Torneo de Debate UNIJES San Francisco Javier o el Campeonato Mundial de Debate Universitario en Español. Imparte sesiones de formación en Sevilla y Córdoba con dinámicas de dos horas y preparación de torneos. También sus integrantes imparten clases de oratoria en diversos centros educativos donde los docentes se han mentalizado sobre la importancia de la persuasión tanto en el ámbito académico como en el mundo laboral. 

 

 

Autor

Nuria López

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. nlopez@uloyola.es Twitter: @Nurialsanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *