Noticias

Sevilla

Córdoba

Daniela González Iza «considero indispensable el rol de la Universidad en la generación de conciencia sobre temas de desarrollo»

Daniela González Iza, ha sido la ganadora del I Premio Universidad Loyola a la Investigación en Desarrollo por su trabajo «La sociedad civil y la Convención de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familias: alternativas ante su débil consenso«.

La investigadora es licenciada con Mención Honorífica en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene un Máster Universitario en Derechos Humanos, Interculturalidad y Desarrollo, en la Universidad Pablo de Olavide. Sus trabajos siempre han estado enfocados a los derechos humanos, sociedad civil y organizaciones internacionales.

-Pregunta: ¿Qué supone para ti personal y profesionalmente recibir un premio como este?

-Respuesta: Este premio representa un gran logro, no solo a nivel profesional, sino a nivel personal. El año pasado acabé mis estudios de Máster en Derechos Humanos,Interculturalidad y Desarrollo en la Universidad Pablo de Olavide. Este trabajo es fruto,no sólo de mi investigación realizada en el Máster, sino de un tema por el que siempre he estado interesada: el efecto de las normas internacionales de derechos humanos. Asimismo, yo me he desempeñado prácticamente toda mi vida en la academia; para mí es un gran honor haber sido reconocida con este premio porque es una señal más que reafirma mi pasión y vocación: la docencia.

-P. ¿Crees que actualmente hay suficiente investigación e interés en temas de Desarrollo?

-R. El eje de desarrollo es uno que provee muchas áreas de oportunidad en temas de investigación, especialmente porque, hasta hace muy poco tiempo, contamos con estadísticas que, de manera muy general, nos ofrecen una perspectiva de lo que ocurre en la realidad. Asimismo, hay que considerar las perspectivas con las cuales partimos para estudiar temas de desarrollo. Si bien considero que hay mucha investigación en distintos temas de desarrollo, el tema en sí se ha estudiado desde distintos modelos en las Ciencias Sociales, lo cual a veces dificulta el entendimiento de estos temas o la generación de un consenso sobre los conceptos, teorías y manera de medirlos.

-P. ¿Cuál es o debe ser el papel de las Universidades en el área del Desarrollo? ¿Qué valor ha tenido y tiene la Universidad, desde tu punto de vista?

-R. La Universidad debe ser vista como este espacio analítico y crítico del conocimiento. En mi calidad de docente, considero indispensable el rol de la Universidad en la generación de conciencia sobre temas de desarrollo, así como la generación de una perspectiva crítica. Finalmente, el rol de la Universidad debe desembocar en el fomento de una acción responsable en nuestros estudiantes.

«En mi calidad de docente, considero indispensable el rol de la Universidad en la generación de conciencia sobre temas de desarrollo, así como la generación de una perspectiva crítica»

-P. Tu trabajo aborda, desde el contexto de la CMW y la presión de la sociedad civil, los derechos de los trabajadores migratorios y sus familias. ¿Qué visión global tienes sobre este tema? En la actualidad, ¿en qué situación mayoritariamente se encuentran los trabajadores migratorios?

-R. Uno de los objetivos de este trabajo de investigación fue analizar por qué las normas internacionales de protección a los derechos humanos de los migrantes continúan siendo tan débiles, lo cual, en parte, ha dificultado enormemente la aplicación de los mismos. Si bien es cierto que en el discurso se habla del derecho humano al tránsito y la no discriminación, en la práctica, se respeta el derecho soberano de cada Estado de regular los flujos migratorios, situación que queda inmersa en las actuales relaciones de poder entre los mismos Estados.

Esta situación se complica aún más con la configuración de las dinámicas migratorias a nivel mundial. Por ejemplo, tomemos el caso de México, cuya naturaleza de país de origen, tránsito y destino le ha presentado enormes retos en la práctica, a pesar que es un país parte de la CMW. Estos retos se enmarcan, no sólo en las estructuras económicas, sino también en nuestra cultura, por ejemplo.

Actualmente podemos ver en distintos lados como los derechos humanos de los migrantes, mismos que consideramos inherentes a todas las personas no importando raza, religión o nacionalidad, por ejemplo, están siendo vulnerados en nombre de la seguridad y soberanía. Estamos hablando de más de 200 millones de personas a nivel mundial que prácticamente se quedan en estado permanente de vulnerabilidad, y considero que es una tendencia que empeora en la medida que se suman otros fenómenos, entre ellos, conflictos armados, situaciones generalizadas de violencia o incluso cambio climático.

«los derechos humanos de los migrantes, mismos que consideramos inherentes a todas las personas no importando raza, religión o nacionalidad, por ejemplo, están siendo vulnerados en nombre de la seguridad y soberanía»

-P. ¿Por qué te decantaste sobre este tema de investigación?

-R. Desde que empecé mi vida universitaria, estudiando la carrera de Relaciones Internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, hubo dos grandes temas que me llamaron la atención: el rol de actores no estatales (como las ONGs o las organizaciones internacionales) y, de manera más específica, la acción o  el efecto que puede tener el Derecho Internacional. Considero que, a pesar que nos hemos enfocado en los elementos materiales de poder, el llamado «soft power» o poder suave es un concepto utilizado por estos actores y las normas internacionales pueden ser una herramienta.

Actualmente, hay un desencanto sobre el derecho internacional; sin embargo, continúo creyendo que éste puede ser un elemento de presión en ciertos casos. Es por eso que, cuando me titulé de la carrera de Relaciones Internacionales, estudié el efecto que puede tener la sociedad civil en materia de derechos humanos mediante el uso de normas internacionales, utilizando como caso de estudio la Convención para la eliminación de la discriminación en contra de la mujer (CEDAW), cuyo consenso internacional alto. Para mis estudios del Máster, quise retomar el tema analizando justo el caso contrario: ¿qué pasa cuando no hay ese consenso internacional hacia una convención, tal como pasa con la CMW? ¿Esto representa una limitante considerable para generar presión hacia los Estados?

Mi objetivo a largo plazo (para mis estudios de Doctorado) es justo retomar el tema, analizando la distintas dinámicas que tiene la sociedad civil en mecanismos internacionales de protección de derechos humanos, justo para analizar qué alcances y límites puede tener la sociedad civil en materia de derechos humanos mediante el uso de normas internacionales de derechos humanos.

-P. La falta de consenso para la ratificación de la CMW, las reservas, el largo recorrido hasta su adopción… ¿qué valoración harías sobre su utilidad o no?

-R. Definitivamente, la manera en la que se adoptó esta convención ha generado que sea una de las más débiles de Sistema Universal de Derechos Humanos, lo cual plantea enormes retos para presionar a los Estados. Sin embargo, creo también que se han generado algunas estrategias que permiten superar esta limitante inicial. Considero relevante, ahora más que nunca, que haya una manera de generar mayor conocimiento sobre esta Convención y su posible utilidad, sobre todo considerando que en foros como Naciones Unidas el tema de la migración internacional ha cobrado más relevancia.

-P. ¿Cuál es la involucración de la sociedad civil con los derechos de los migrantes?

-R. En el caso de los derechos de los migrantes, la sociedad civil ha desempeñado un papel crucial en el tema, no sólo como un elemento de presión, sino que hay que rescatar la acción humanitaria de las mismas. Por ejemplo, en el caso de México, destaco que la sociedad civil se ha involucrado no sólo en intentar coordinarse con las autoridades gubernamentales o en ser este actor vigilante de las acciones de México (por ejemplo, entregando los llamados «informes sombra» al Comité de los Derechos de los Migrantes), sino también  en sus acciones humanitarias (por ejemplo, destaco la acción de las casas de los migrantes). Creo que hay muchas áreas de oportunidad, sobre todo, que permitan, a través del discurso, permear en la sociedad. Un ejemplo sería la involucración de la sociedad civil con los medios de comunicación, ya que estos últimos tienen un papel determinante en la manera en cómo percibimos a la sociedad migrante.

Autor

Nuria López

Periodista del Servicio de Comunicación, RR.II. y Marketing de la Universidad Loyola. nlopez@uloyola.es Twitter: @Nurialsanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *