Custodia Procesional de la Magdalena

Por el 15 junio 2015
Custodia Procesional de la Macarena, una custodia de tres cuerpos al puro estilo del barroco sevillano
Pie de foto +

Entre las muchas custodias procesionales que tienen las Hermandades Sacramentales de Sevilla, una de ellas es la de la Iglesia de la Magdalena. Es la obra realizada por tres artistas plateros del siglo XVII, pero siguiendo el diseño del que la inició, Diego de León, en 1678. La continuó en 1679 el platero Cristóbal Sánchez de la Rosa, y la finalizó Juan Laureano de Pina en 1692.

La Custodia Procesional de la Magdalena es una custodia realizada en puro estilo barroco, que predominaba en el siglo XVII y comienzos del XVIII. El profesor José Roda afirma de esta obra de arte: A pesar de la importancia que durante este momento artístico adquiere el gusto por lo decorativo, las custodias barrocas sevillanas nunca pierden su sentido arquitectónico.

Siguiendo ese estilo propio de las custodias de esta región, la de la Hermandad Sacramental de la Magdalena presenta tres cuerpos superpuestos y decrecientes, que responden a la tendencia barroca de la época. Las columnas salomónicas aparecen en ella, como un signo propio de este arte, que están por primera vez en el gran sagrario del altar mayor de la Catedral de Sevilla, realizado por Francisco de Alfaro al final del siglo XVI.

Custodia de tres cuerpos

Como otras custodias similares, la Custodia Procesional de la Magdalena tiene tres cuerpos: en el primero presenta a la imagen de la Inmaculada, en el segundo va el ostentorio con el Santísimo, en el tercero aparece el Cordero con los Siete Sellos del Apocalipsis, y todo queda coronado por la imagen de la Fe. Varias imágenes de santos, ángeles y escenas de la pasión de Cristo decoran toda la obra. El conjunto es de una belleza sobria y elegante. El basamento es posterior, y fue realizado entre 1770 y 1772.

Fernando García S.J.

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>