De verdad que me da vergüenza

Por el 6 mayo 2016
Fomentar la cultura del acuerdo
Pie de foto +

No fue posible un pacto y para mi es una gran decepción en todos los sentidos porque defiendo y defenderé toda mi vida la cultura del acuerdo que me llevó a convertirme en mediador profesional.

Cuando hablamos, por ejemplo, del Derecho Constitucional al Trabajo y, desde muchos sectores, se nos critica porque cada vez hay más paro. Cuando hablamos del derecho a la igualdad y se nos critica que todavía pueda ser heredero a la corona el varón.

Cuando hablamos del derecho a una vivienda digna y todavía existen los llamados “sin techo”,  pues ahora a los mediadores nos aplican la misma “medicina”. ¿Cómo puede ser que defendamos el diálogo y el acuerdo si quienes nos gobiernan o intentan acceder a ello jamás fue su intención promoverlo?

Y no nos engañemos, pido respeto, aunque el lector no lo comparta noticias como estas:

“Los líderes escenificaron el miércoles un intento de acercamiento en el que este último llegó a autoexcluirse de un hipotético Gobierno conjunto para facilitar un acuerdo, pese a que ambos abrirán el diálogo con objetivos dispares”

“El pacto imposible, al igual que la posibilidad de un ejecutivo tripartito”

Jamás ayudarán porque, al igual que muchas veces ocurre con nuestros “mediados”, quizás se acercan a la mediación para limpiar su imagen, más que para realmente querer llegar a un acuerdo.

Los posicionamientos impiden y noticias como “O hay un Gobierno de cambio o hay elecciones (…) Hoy hay una esperanza, veremos en qué se puede materializar“, demuestran lo ocurrido.

Tolerancia y cultura del acuerdo

Señores políticos, por favor, sueñen. Miren más allá. Céntrense en ese lugar en el que se mezclan “el cielo con la tierra”, que es el horizonte y donde se unen la lógica y la razón, creando unos principios básicos para toda negociación y, por favor, no quieran evitar nada a los españoles (fecha tope que han tenido para evitar que los españoles vuelvan a las urnas el 26 de Junio), no se si volveré o no a las urnas, pero lo que si se es que “así no”.

Existen magníficos mediadores en nuestro país y, sobre todo, una gran tolerancia y cultura del acuerdo, demostrada en el día a día en nuestros servicios públicos y privados de mediación, donde se ha conseguido incluso el acercamiento entre víctimas y agresores, entre empresas al borde de la quiebra, donde se llevan aulas de mediación a centros educativos.

Por favor, clase política, den ejemplo alguna vez, legitimen a mediadores de verdad y déjenles trabajar en post de un acuerdo ahora y siempre porque un minuto hablando puede resolver toda una vida.

Francisco Javier Alés Sioli

Francisco Javier Alés Sioli

Abogado y Mediador, Director de la Escuela Sevillana de Mediación desde el año 2007, es Asesor y Delegado en Andalucía del World Mediation Forum, y Embajador de la Paz de la Fundación Argentina CERECO. Se incorpora a la Universidad Internacional Loyola Andalucía como Director del Foro Internacional de Mediadores Profesionales.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>