¿Cuál es realmente el papel del cuarto poder?

El cuarto poder

La prensa de Estados Unidos rechaza en masa a Donald Trump”. Hace un mes aparecía esta noticia en ‘El País’, en ella, se informaba de que las grandes cabeceras no apoyaban al, por entonces, candidato republicano a la presidencia del país.

Hoy, tras la victoria de Trump con todos esos medios en contra, son muchos los periodistas que se preguntan si realmente el periodismo es el cuarto poder.

No ha existido un magnate de la prensa como William Randolph Hearst. Poseía 28 periódicos de tirada nacional, agencias de prensa, revistas de diversas temáticas, productoras de cine, de noticias, y emisoras de radio que usaba para denunciar la corrupción política, las injusticias, movilizaba a la opinión pública a favor o en contra de medidas del gobierno, recaudaba dinero para causas de diversa índole, hasta creó el mito de que había sido capaz de llevar a la guerra a Estados Unidos y a España por la cuestión cubana.

Llegaron incluso a acusarlo de ser el responsable del asesinato del presidente McKinley, algo que desde sus medios había pedido insistentemente.

A comienzos del siglo XX quiso entrar en política: optó a ser miembro del Congreso por el Partido Demócrata, alcalde de Nueva York, y gobernador del Estado. En las tres ocasiones puso su inmenso imperio mediático a pleno rendimiento para obtener el voto, en todas ellas perdió. Su apasionante vida sirvió de inspiración a Orson Welles para rodar su obra maestra en 1941: ‘Ciudadano Kane. Película que gracias al boicot de los medios de Hearst, fue un fracaso en aquellos años.

Tanto en los casos de Hearst como en el de Trump, la influencia del cuarto poder se limitó a aquellos lectores que ya están convencidos de antemano, pues consumimos la prensa que más se acerca a nuestro pensamiento, obviando el resto de la realidad.

Trump ha triunfado agitando los sentimientos del ciudadano medio norteamericano, presentándose como alguien fuera del juego político, alguien de la calle que quiere regenerar Estados Unidos. No recibir el apoyo de las grandes cabeceras lo ha beneficiado, dándole la razón frente a la opinión pública: no soy como ellos los políticos, no me apoya el cuarto poder; soy como tú, el ciudadano medio.

El papel del cuarto poder según Burke

La tradición asegura que fue Edmund Burke, político británico nacido en Dublín y educado en el Trinity College quien, a finales del siglo XVIII, utilizó por primera vez la expresión cuarto poder para definir a la prensa. Pero Burke no se refería a un poder capaz de quitar o poner gobiernos siguiendo unos intereses particulares, sino más bien a una fuerza capaz de actuar como contrapoder de los poderes establecidos. Capaz de formar e informar a los ciudadanos de la manera más objetivamente posible. Algo, que no debemos de olvidar los periodistas.

Autor

Francisco Javier Burrero

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. fjburrero@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Jul 2017 » loading...
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31