Virgen de la Amargura y San Juan Bautista de la Iglesia de San Juan de la Palma de Sevilla. Foto: José Javier Comas

Obras espirituales de misericordia: Consolar al triste

En nuestro recorrido por los Obras Corporales de Misericordia, que venimos analizando, Dar de comer al hambrientoDar de beber al sedientoDar posada al necesitado, Vestir al desnudo y Socorrer a los presos y Visitar al enfermo, Enterrar a los muertos, Enseñar al que no sabe, Corregir al que está en error hoy es el turno de Consolar al triste. 

La Virgen consolada por San Juan. Esta iconografía es frecuente en occidente: la tristeza de María en la Pasión de Cristo es consolada por el que fue encargado por su Hijo de cuidar de su Madre. En ocasiones así sobran las palabras; es suficiente la cercanía y el acompañamiento.

Fue una intuición artística este grupo iconográfico de La Virgen de la Amargura con San Juan Evangelista, de la iglesia de San Juan de la Palma, de Sevilla, que se repite frecuentemente en la escultura sevillana.

La imagen de la Virgen es atribuida a Pedro Roldán (1624-1699), pero tuvo que ser restaurada por Antonio Susillo (1855-1896), que realizó unas manos nuevas a la imagen después del incendio sufrido en la Semana Santa de 1893. La imagen de San Juan es obra de Benito de Hita del Castillo (1714-1784), que la realizó en 1760.

Representación perfecta de la obra de misericordia: consolar al triste

El conjunto de las dos figuras es perfecto: la tristeza serena de la Virgen es consolada por San Juan Evangelista, que con un gesto la quiere separar de la visión dolorida de su Hijo. El dolor acompañado y compartido, que parece que se hace menor en el que lo sufre. Esta es la representación perfecta de la obra de misericordia: Consolar al triste.

Tristeza de la Soledad. ¡Cuánta soledad en la tristeza de tantas personas anónimas! Qué fácil se nos pone esta manera de ayudar a la multitud de quienes sufren el tormento de la soledad a nuestro lado, compartiendo su tristeza.

El filósofo cristiano Gabriel Marcel escribía: esa gran masa de hombres solos… ¿Cómo vencer ese infortunio de la soledad? Con toda seguridad, únicamente la respuesta cristiana es la decisiva. Y esta es la del acompañamiento: consolar al triste. La Virgen de la Amargura con San Juan es la realización de la obra espiritual de la Misericordia.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Julio 2017 » loading...
L M X J V S D
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6