El vaso medio lleno:Compromisos voluntarios de las empresas

Cuando comienzo el proceso para escribir un nuevo artículo, normalmente acudo a campañas de gran difusión o anuncios insertados en medios masivos, en definitiva comunicación desde producto vinculada a gran consumo. Sin embargo existe otra comunicación, que no va a públicos masivos, como pueda ser la  comunicación corporativa, vinculada a valores en unos casos o a posicionamientos de la empresa sobre determinados temas en otros. En este caso analizaremos un ejemplo de comunicación posicionada  en un tema de tanta actualidad como el recorrido hacia la cumbre de París de Cambio Climático por parte de Iberdrola.

 Cada vez leo en más medios, escucho en más reuniones, y asisto a  más foros donde detecto el  auge de la línea de sostenibilidad dentro del enfoque RSC. Este interés por lo ambiental que las empresas en general están poniendo en marcha en estos días no es un tema nuevo, pero sí es cierto que  surge ahora de un modo distinto, no solo desde el discurso de la sostenibilidad, desde “el brindis al sol”, sino dando  pasos, aterrizando el tema,  avanzando en  cambio climático y comienzan a darse los primeros pasos concretos para posicionar el tema en máxima actualidad en las agendas.

 Ejemplo de ellos es la “CEO-led Initiative”, carta abierta firmada por los CEOs de grandes compañías a los líderes mundiales, en la que reclaman acciones firmes y concretas para lograr un acuerdo ambicioso en la próxima Cumbre Mundial del Clima que se celebrará en París. (COP21.) Esta carta abierta  que busca la suma o  apoyo al grupo creado en Davos por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, establece por parte de las empresas firmantes la asunción de los siguientes compromisos:

1.- La adopción de acciones voluntarias para reducir sus huellas de carbono.

2.- Desarrollo de iniciativas dirigidas a elevar la concienciación de la opinión pública.

3.- Gestión activa de los riesgos climáticos, incorporándolos a la toma de decisiones.

No es el objetivo de este post  hacer una reflexión medioambiental, ni tampoco sembrar dudas sobre la tantas veces mencionada doble moral en la RSC. Mi objetivo en este post es de aportar una visión de vaso medio lleno ante el hecho de “comunicar de manera consciente un compromiso empresarial voluntario,  que busca un posicionamiento y un  espacio de  acercamiento social común”.

Una de las últimas en sumarse ha sido Iberdrola. En palabras de su presidente Ignacio Galán, señala que “Esta iniciativa que se lanza hoy representa un compromiso efectivo en la lucha contra el cambio climático. Como empresas, tenemos el deber de contribuir al desarrollo sostenible integrando plenamente la dimensión medioambiental en la estrategia y en la gestión de nuestras compañías”.

Buena iniciativa que me lleva a ver el vaso medio lleno:

Vaso medio lleno, las empresas son uno de los actores de decisión mundial con más peso. Asumen con esta comunicación corporativa un compromiso público liderado por sus máximos dirigentes  que podrán ser medidos, seguidos y exigidos en el futuro.

Vaso medio lleno, tenemos que, tomar conciencia del enorme desafío del clima que se cierne sobre las próximas generaciones, y esto es un  paso asumiendo un reto claro y concreto en su política de RSC con emisión de comunicación pública de manera voluntaria.

 Vaso medio lleno, en este camino de la búsqueda de la inserción de la vertiente ética en los usos empresariales.  Es un paso más cada vez más  cercano a la estrategia de RSC de la compañía.

Hoy,  que el movimiento por el clima cobra fuerza de cara a esa cita de París,  que  grandes líderes mundiales anuncian  manifiestos a favor de la acción para contrarrestar el cambio climático,  que la comunicación de grandes corporaciones como es Iberdrola  se ocupe y de visibilidad a este tema es un acierto. Vaso medio lleno.

 Nota al pie: El contenido de la carta, por si queréis tener más información  se encuentra disponible aquí.

 

Autor

Eduardo López Ramiro

Eduardo Lopez Ramiro, profesional con más de diez años de trabajo en Comunicación Social en las diferentes ramas de la misma: sensibilización, marketing relacional, marketing directo, redes sociales, canales on line, fundraising y RSC. “Creo en la importancia de relacionar ética y consumo en una triple dirección: desde el consumidor hacia el producto y la compañía, y viceversa".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *