Análisis de cómo los hogares españoles están saliendo de la crisis económica.

¿Cómo están saliendo de la crisis los hogares españoles?

Las grandes cifras macroeconómicas hablan de recuperación de la economía española, pero ¿cómo la están viviendo los hogares? Las últimas cifras disponibles nos ayudan a tener una idea más clara sobre este tema.

Hace un par de semanas el INE publicaba las cuentas no financieras de los sectores institucionales y nos ofrecía algunas pistas sobre los ingresos y los ahorros de los hogares españoles. Las remuneraciones salariales, las rentas mixtas recibidas por los autónomos y el excedente bruto de explotación  aumentaron durante el primer semestre del año y además lo hicieron en mayor medida que en el mismo periodo del año anterior.

Frente a este comportamiento positivo, las rentas de la propiedad (alquileres, dividendos, intereses, etc.) han disminuido debido al descenso de los tipos de interés. A esto hay que unir una disminución de las transferencias que perciben los hogares, por la progresiva reducción de las prestaciones por desempleo.

Ahorro en los hogares

Como resultado, la renta disponible bruta de los hogares ha aumentado  durante este primer semestre de 2015, aunque en menor medida que en el conjunto de 2014. Por su parte, el consumo de los hogares ha aumentado más que su renta disponible, por lo que el ahorro de las familias ha disminuido ligeramente.

Notan los hogares españoles la recuperación de la economía
¿A qué dedican sus ahorros los hogares españoles?

Y ¿qué hacen los hogares con sus ahorros? Fundamentalmente adquirir activos financieros y, en menor medida, reducir su deuda. Aquí, las recientemente las Cuentas Financieras de la economía española recientemente publicadas por el Banco de España también nos dan algunas pistas.

En relación a los primeros, cabe señalar que los hogares españoles han dirigido sus ahorros hacia instrumentos de inversión colectiva que les ofrecían mayor rentabilidad, pero que también llevan asociados mayor riesgo de pérdida de valor.

En cuanto a la deuda bancaria de los hogares, ésta ha aumentado por primera vez desde que comenzó la crisis gracias al incremento del crédito al consumo, ya que el saldo vivo de los créditos hipotecarios sigue menguando.

La buena noticia es que la recuperación comienza a notarse en las rentas que perciben los hogares. La mala es que la situación de los hogares españoles es peor que antes de la crisis y que la mejoría no la están notando todos por igual.

Autor

Pilar Campoy

Profesora auxiliar del Departamento de Economía. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Máster en Métodos de Investigación en Ciencias Económicas y Empresariales por ETEA, Facultad adscrita a la Universidad de Córdoba, es Doctora en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Córdoba. Es profesora en la Universidad Loyola Andalucía desde 2012, impartiendo clases en asignaturas vinculadas al área de economía. Trabaja con el Grupo de Investigación CLIMAMODEL (Modelos Multisectoriales para el Cambio Climático) en la aplicación de la metodología de las Tablas Input – Output, Matrices de Contabilidad Social y Modelos de Equilibrio General Aplicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>