Noticias

Sevilla

Córdoba

Carlos Fresneda, profesor del grado en Matemática Aplicada: «Es necesario reinventar la enseñanza de las matemáticas y vencer el miedo que existe hacia ellas»

Aun siendo bastante joven, Carlos Fresneda posee una amplia trayectoria docente e investigadora en torno a las matemáticas. El científico es un apasionado de la enseñanza de todo tipo de matemáticas a nivel académico universitario, y tiene varias publicaciones relacionadas con las dificultades comúnmente asociadas a la adhesión y superación de las mismas por parte de los alumnos. Más allá de este interés, su investigación principal se centra en la aplicación de esta apasionante ciencia a la sociedad, la existencia de la solución de ecuaciones diferenciales e integrales aplicadas a distintos ámbitos de la ingeniería como a la transferencia de calor o al movimiento de fluidos.

Fue el responsable del diseño e implantación del nuevo grado de matemáticas en la Oxford Brookes University en Reino Unido, para posteriormente volver a España como investigador y docente del nuevo grado en Matemática Aplicada que ha comenzado en el presente curso en la Universidad Loyola.

Además, su experiencia entre el Reino Unido y España le ha hecho diferenciar y detectar carencias del sistema español de ciencia y tecnología para lo que pertenece a la Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido (CERU) que elaboran un informe anual para el que colabora el investigador de la Universidad Loyola en la parte dedicada a la gestión del talento. Se trata de una visión transversal e inclusiva de las necesidades de la comunidad científica e investigadora en nuestro país.

Pregunta: ¿Qué aportan las matemáticas a la sociedad? ¿Qué podemos hacer para que tengamos más matemáticos?

Respuesta: Las matemáticas están en todas partes. Quizás la más relevante hoy en día son los modelos matemáticos epidemiológicos. Aparte, las matemáticas aparecen constantemente en la seguridad detrás de nuestras tarjetas de crédito, el análisis de datos, en meteorología, en ingeniería o en biología.

Sin embargo, el alumno que estudia matemáticas, normalmente no es consciente del gran impacto de esta ciencia en la sociedad, lo cual le lleve a preguntarse para qué aprendo esto. Por tanto, mejorar el enfoque de la enseñanza es crucial.

Cuando enseño, siempre intento orientar al alumno sobre por qué aprendemos lo que aprendemos.

«El alumno que estudia matemáticas, normalmente no es consciente del gran impacto de esta ciencia en la sociedad»

Al mismo tiempo, cuando empezamos a diseñar el nuevo grado de matemáticas, tuvimos muy presente la importancia del equilibrio entre la matemática aplicada y la matemática fundamental. Una no puede existir sin la otra y es importante que la aplicación de ellas funcione como un elemento motivador del alumno a aprender las fundamentales.

Lo importante es el enfoque de la enseñanza de las mismas. Cuando he tenido que pensar cómo mejorar la enseñanza de las matemáticas siempre tuve en mente el enfoque el desarrollo personal y profesional del alumno. Es imprescindible que el alumno no solo adquiera un conocimiento matemático sólido, sino que también es crucial que sepa aplicarlo a diferentes ámbitos.

Además, hay que tener en cuenta que el conocimiento matemático y su aplicación necesita de una clara competencia en comunicación. De nada nos sirve que tenga muchas aplicaciones y que sepamos mucho de matemáticas si el público no sabe de qué hablamos.

«En la estrategia de conocimiento y crecimiento de algunos países ya existe la de que doblar el número de matemáticos que se gradúan»

Las matemáticas suponen habitualmente una gran dificultad, el estudiante de matemáticas tiene que superar un proceso complicado de adaptación mental que no pocas veces requiere un esfuerzo adicional importante, esto mismo los hace especialmente resilientes y versátiles para abordar retos importantes en distintos ámbitos clave de la sociedad como la economía, las tecnologías inteligentes o la industria.

Además, existen estudios que afirman que el nivel de riqueza que se genera en un país está relacionado con el número de matemáticos que tiene desarrollando trabajos. Por lo que en la estrategia de conocimiento y crecimiento de algunos países ya existe la de que doblar el número de matemáticos que se gradúan, así como aumentar el nivel de los grados y posgrados que se imparten.

P: ¿Cuáles cree que son las claves de los nuevos perfiles de matemáticos más demandados en la sociedad actualmente?

R: En este ámbito tenemos mucho que hacer desde la docencia. Y, sobre todo, la forma en la que se organizan los grados y su enfoque. Creo que debemos reinventar la enseñanza para darle un enfoque mucho más profesional y especializado en la aplicación y en la futura versatilidad de los matemáticos egresados. Desde mi punto de vista lo mejor es que el alumno desde el primer año se enfrente a problemas de programación a la vez que de matemática fundamental, para continuar en los siguientes cursos avanzando en modelos matemáticos y análisis de datos, y ya a partir del tercer curso, el alumno encamine su formación hacia la especialización en alguno de los ámbitos principales en torno a los cuáles se sitúan las matemáticas como bastón importante, como el sector industrial, de las finanzas, etc. Se trata de una especie de pirámide que va desde lo básico y fundamental a la especialización y a la aplicación, para solucionar los problemas de la vida real.

En definitiva, la versatilidad, la facilidad para programar, conocer estadísticas, analizar datos, la agilidad mental, el pensamiento abstracto, el análisis, la variedad de recursos para resolver problemas y la resiliencia, hacen de los matemáticos un bien valioso para cualquier empresa.

«Las ecuaciones nos permiten predecir cómo se mueven algunos fluidos con viscosidad variable o cómo evoluciona la temperatura en un cuerpo no homogéneo con el paso del tiempo»

P: ¿Y por qué esa dificultad y miedo?

R: Una de mis líneas de investigación ha ido en el sentido de la innovación en la educación de las matemáticas, y sobre todo a nivel universitario. Todo parte de un miedo del alumno que a veces provoca una especie de bloqueo en el aprendizaje, con lo que el método de evaluación es importante a la hora de abordar este problema, de manera que ofrezca la posibilidad de ir mejorando, ganando una mayor confianza y seguridad al alumno.

Es necesario reinventar la enseñanza de las matemáticas y vencer el miedo que existe hacia ellas, es lo que se conoce como Mathematics Anxiety y he investigado en este tema de manera que he deducido estrategias varias para vencer este famoso “miedo”. Influyen algunos factores relacionados con la educación, el género, la cultura o el ambiente familiar, y principalmente es necesario mantener una actitud positiva. Es necesario mejorar la didáctica de las matemáticas a nivel universitario, explorar factores y analizar las causas del miedo.

P: Como investigador y doctor en matemáticas ¿Cómo contribuye tu conocimiento a la sociedad?

R: Aunque tengo un interés demostrado en el estudio del estudiante frente a esta ciencia y en el modo de enseñarlas a nivel universitario, mi línea de investigación en matemática aplicada es sobre ecuaciones derivadas parciales y ecuaciones integrales. Se trata de un ámbito difícil de comunicar de manera sencilla, pero básicamente estas ecuaciones nos permiten predecir cómo se mueven algunos fluidos con viscosidad variable o cómo evoluciona la temperatura en un cuerpo no homogéneo con el paso del tiempo.  Estos son dos ejemplos claros de situaciones que se dan en la aplicación de la ingeniería

Mi investigación consiste, primero, en ver si la ecuación se puede resolver. Si esta ecuación se puede resolver, entonces mi segundo objetivo es ver si existe una sola. Toda esta investigación se fundamenta en una serie de teoremas que posteriormente, permiten la resolución de dichas ecuaciones mediante aplicaciones informáticas que finalmente se utilizan en diversos modelos matemáticos de otras ciencias e industria.

«Es necesario que España que promueva una carrera investigadora estable, que motive y se desligue del número de plazas»

Otro de los objetivos de mis investigaciones es ver si dada una ecuación, se puede transformar en otra que tenga la misma solución pero que sea más sencilla de resolver con ordenador. Es básicamente transformar un problema industrial en otro más fácil de resolver.

P: Sabemos que perteneces a la Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido (CERU) y has participado en el Informe de Recomendaciones Sobre Política Científica 2020 ¿Cuál ha sido su papel en dicho informe?

R: En la línea de mi carrera investigadora, que comenzó obteniendo mi doctorado en Londres, debo decir que tuve muchas oportunidades, de llegar a Reino Unido y trabajar en un restaurante, pronto pude trabajar en un centro escolar y pasar al mundo universitario demostrando, eso sí, mis capacidades mediante numerosas entrevistas. Después estuve 9 años en Reino Unido desarrollando mi carrera investigadora.

Mi contribución a este informe es en base a la gestión del talento, y en el mismo destaco mediante mi aportación la necesidad de agilizar el tema de las agencias de acreditación, sobre todo por el tiempo. Y creo que es necesario que España que promueva una carrera investigadora estable, que motive y se desligue del número de plazas.

También creo que es necesaria la internacionalización, la creación de redes interdisciplinares y una mejora en la atracción, retorno y retención de talento.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *