Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

apalancamiento fianciero es el uso de endeudamiento para financiar una inversión, ¿cuánto es conveniente?

El apalancamiento financiero o la venganza de Don Mendo

No importa que el auditorio esté compuesto de estudiantes o de financieros experimentados, una vez recordado que el apalancamiento fianciero es el uso de endeudamiento para financiar una inversión, surge la eterna cuestión: ¿cuánto apalancamiento es conveniente?

Y es que este concepto, tan aparentemente inocente, esconde tanta complejidad y sufrimiento, como Pedro Muñoz Seca le atribuye al juego de las siete y media en La venganza de Don Mendo:


“Es que tu inocencia ignora

que a más de una hora, señora,

las siete y media es un juego.

– ¿Un juego?

– Y un juego vil

que no hay que jugarlo a ciegas,

pues juegas cien veces, mil,

y de las mil, ves febril

que o te pasas o no llegas.

Y el no llegar da dolor,

pues indica que mal tasas

y eres del otro deudor”.

El sesgo a favor del apalancamiento financiero

El sesgo a favor del apalancamiento en la empresa se produce por ser el coste de la deuda inferior al de los recursos propios y ser fiscalmente deducibles sus gastos financieros. Además, el endeudamiento no afecta al control de la empresa, aumenta la rentabilidad del accionista y en determinadas circunstancias, como las actuales, conseguirlo es más fácil.

La rentabilidad financiera depende de las siguientes variables:

Las variables de la rentabilidad financiera de una empresa

  1. Rentabilidad del negocio (o económica – rf). Cuanto más rentable es la actividad de la empresa, más rentable es la rentabilidad para el propietario.
  2. Endeudamiento (la relación entre recursos ajenos y propios – RA/RP). Al aumentar, incrementa la rentabilidad financiera siempre que la rentabilidad económica (re) sea superior al tipo de interés (i).
  3. Coste de los recursos ajenos (i). La rentabilidad bajará cuando sube el coste y toda la relación está bonificada por el escudo fiscal (1-t), tipo efectivo impositivo pagado por la empresa.

Como estudiaron los nobeles Franco Modigliani y Merton Miller, la relación entre coste de capital y grado de endeudamiento de la empresa determina su nivel de endeudamiento óptimo. El coste medio ponderado disminuye al aumentar el endeudamiento hasta un nivel que representa la estructura óptima de capital. Esta estructura maximiza la rentabilidad financiera para los accionistas y el valor de las acciones.

El exceso de apalancamiento

Pero no todo es tan sencillo, al aumentar el endeudamiento, aumenta también el riesgo de insolvencia asumido por los bancos y, consecuentemente, el coste financiero.

Además, la exigencia de accionistas y acreedores y, por tanto, el coste de los recursos propios y ajenos pueden variar con el tamaño de la empresa, su liquidez o sector, la coyuntura económica, la inflación, el coste de oportunidad y hasta la inestabilidad política.

Por tanto, el apalancamiento financiero sería como un endiablado juego de las siete y media en el que el valor a partir del cual se pierde con seguridad es cambiante en cada mano y como diría don Mendo:

“Mas ¡ay de ti si te pasas!

¡Si te pasas es peor!”

Finalizamos con unas cuestiones de actualidad para reflexionar: qué consecuencias tendrían para empresas y bancos una subida de los tipos de interés a medio plazo (en mínimos históricos actualmente) sobre:

  • La deuda empresarial a tipo variable a largo plazo.
  • Los préstamos bancarios concedidos a tipo fijo a largo plazo.

Autor

eticayfinanzas

En este espacio compartiremos artículos técnicos y de reflexión, opiniones de otros profesores y enlaces a contenidos de interés para estudiantes y profesionales sobre ética y finanzas.

Comments

36

  1. Una subida de los tipos de interés a medio plazo provocaría sobre las deudas empresarial a tipo variable a largo plazo, un aumento de la cuota del préstamo ya que este tipo variable depende de los tipos de interés a medio plazo, si interés disminuye la cuota disminuye, si en cambio el interés sube también sube la cuota del préstamo.

    En el caso de los prestamos concedidos a tipo fijo a largo plazo no sufrirían ningún cambio, ya que siempre pagaría al mismo tipo de interés, y no le afecta los cambios del tipo de interés a medio plazo

  2. Tipo variable: La subida de los tipos de interés para un préstamo de tipo variable seria desfavorable para la empresa ya que una subida del interés viene acompañado de una subida de la cuota del préstamo.
    Tipo fijo: Una subida de los tipos de interés no afectarían en un préstamo de tipo fijo ya que desde el inicio del préstamo el banco y la empresa acuerdan un tipo fijo de interés que se cumple a lo largo de la vida del préstamo sin tener en cuenta las oscilaciones del tipo de interés.
    Personalmente opino que a día de hoy ( interés en mínimos históricos) la opción inteligente es optar por un préstamo de tipo fijo ya que los tipos de interés actuales cambiaran a medio plazo.

  3. Una subida de los tipos de interés a medio plazo para la deuda empresarial a tipo variable a largo plazo supondría un aumento de la cuota del préstamo, con lo cual sería algo negativo para la empresa
    Para los préstamos bancarios concedidos a tipo fijo a largo plazo, esto no conllevaría ninguna modificación ya que está establecido anteriormente entre la empresa y el banco el tipo de interés y siempre se paga la misma cantidad por lo que los cambios en este no afectan.

  4. 1º las consecuencias sobre una subida de los tipos de interés a medio plazo serían algo negativas para las empresas, pues todas las cuotas de sus préstamos recibidos se verían afectadas por una subida a medio plazo por el tipo de interés. Luego, habría que ver lo que ocurre, ya que estamos hablando de deudas a largo plazo.

    2º las consecuencias sobre una subida de los tipos de interés a medio plazo no afectarían a los prestamos concedidos a tipo fijo por las entidades bancarias a las empresas, ya que se supone que estamos hablando de pactos a un interés fijo inamovible a largo plazo.

  5. 1- Esta subida del tipo de intereses sea negativa para la empresa, pero debería de tener previsto estas posibles subidas ya que la deuda está pactada a un interés variable, con lo cual cuál puedes esperarte cualquier cosa. Esto puede ocasionar que el apalancamiento de la empresa sea demasiado elevado y llegar a pasarse.

    2- Al ser un interés fijo a largo plazo no le afectaría la subida de intereses, ya que estaba pactada anteriormente,

  6. -La subida del tipo de interés es negativa para la empresa ya que al ser variable las cuotas a medio plazo pueden variar ,esto hace que pueda llegar la empresa a un punto en el que el endeudamiento sea mas elevado de lo recomendable.
    -Los prestamos a largo plazo con interés fijo,no creo que deba importar la subida ya que al estar pactado desde el principio no cambiaría el tipo de interés fijado con anterioridad.

  7. La deuda empresarial a tipo variable a largo plazo: Lo normal sería que los bancos ganasen lo mismo, pero para la empresa aumentan sus cotes financieros, la cuantía de este aumento va a depender de su nivel de endeudamiento y de la intensidad de la subida en los tipos de interés.
    Los préstamos bancarios concedidos a tipo fijo a largo plazo: En este caso el perjudicado sería la entidad bancaria ya que está dejando de ganar la proporción en que los tipos de interés han aumentado, y además dependería de como se ha refinanciado el propio banco para atender ese préstamo al cliente: si el banco ha refinanciado ese crédito también a un tipo fijo no se vería tan afectado, mayor sería el daño si este préstamo hubiera sido refinannciado a tipo variable.

  8. 1- Una subida de los tipos de interés a medio plazo provocaría que la cuota de la “deuda empresarial a tipo variable a largo plazo” aumente y por tanto los gastos financieros puedan superar a la rentabilidad de la inversión, no dándose el encuentro de ese punto óptimo de apalancamiento financiero. En el largo plazo al ser un tipo de interés variable habría que observar las oscilaciones.

    2- En un préstamos de tipo fijo, una subida de los tipos de interés, no afectaría a la cuota del préstamo, ya que desde el inicio del préstamo, se acuerda un tipo fijo de interés.

  9. 1- Aumento del coste financiero y por tanto de la cuota.
    2- Si suben los tipos de interés la entidad financiera dejará de ganar la proporción en la que el tipo de interés ha aumentado. Al prestatario no le afecta.

  10. Deuda tipo variable a L/P: los bancos aumentarían sus ingresos y las empresas verían como sus gastos financieros y WACC aumentan.

    Deuda tipo fijo: reduciría el margen de los bancos y las empresas no verían modificados sus gastos financieros.

  11. En el caso de la deuda a tipo variable, se incrementaría el coste para la empresa en la siguiente liquidación de cuota. En el caso de la deuda a tipo fijo, las empresas seguirán pagando lo mismo pero su contratación será más cara. En ambos escenarios las empresas deberán incrementar sus rentabilidades.

  12. 1. Aumentaría los intereses para las empresas, por lo que tendrían que pagar unas cuotas más altas.
    Desde el punto de vista bancario, no ganaría más ya que la subida del tipo de interés repercute en que a la entidad también le cuesta más pedir dicho dinero.

    2. Aunque no variarían las cuotas, desde el punto de vista de la empresa su deuda tendría más rentabilidad ya que está pagando un tipo de interés más bajo que el que se paga ahora con la subida de intereses. (Esta afirmación tiene muchos matices)
    Banco- Pérdida de valor de su activo.

  13. Una subida de los tipos de interés afectaría negativamente a la deuda de la empresa, pues subirían sus gastos al aumentar el pago al banco, pudiendo de esta forma si es un cambio muy significativo aumentar demasiado el apalancamiento.

    Respecto a los préstamos, estos no sufrirían cambio alguno, pues el interés de pago esta fijado a priori y sería inamovible.

  14. DEUDA EMPRESARIAL A TIPO VARIABLE A LARGO PLAZO.- Para las empresas una subida de los tipos de interés a medio plazo implicaría un aumento de los costes financieros, siendo negativo desde el punto de vista de la compañía. Sin embargo, desde la óptica bancaria supondría un aumento en sus ingresos, ya que forma parte de su actividad de explotación.

    PRÉSTAMOS BANCARIOS CONCEDIDOS A TIPO FIJO A LARGO PLAZO.- Un aumento de los tipos de interés para las empresas no supondría nada, ya que la negociación del préstamo bancario incluye un tipo de interés fijo de antemano. Aunque para los bancos supone un coste de oportunidad, al poder haber aumentado sus ingresos si el tipo de interés no hubiera sido fijado anteriormente.

    préstamos bancarios concedidos a tipo fijo a largo plazo.

  15. La subida de los tipos de interés en una deuda de tipo variable afecta a la empresa negativamente, aumentando la cuota del préstamo.
    Cuando el préstamo está otorgado con un tipo fijo, las cuotas del mismo no se verían afectadas.

  16. En primer lugar , el hecho de que aumenten los tipos de interés, es una mala noticia para la deuda a tipo variable de una empresa, puesto que se incrementaría dicha cuantía, repercutiendo así en los gastos financieros.
    Aunque un aumento del endeudamiento, siempre que este no sea demasiado elevado y suponiendo que la rentabilidad económica sea superior a dicho tipo de interés, provocaría un aumento de la rentabilidad financiera.
    Al ser deuda con tipo de interés variable y a largo plazo, podríamos esperar un futura bajada.
    En cuánto al segundo caso, esta subida de interés no influiría a los préstamos concedidos, ya que tienen un tipo fijo previamente acordado.

  17. – En relación a las empresas, un aumento de los intereses supondrá un mayor pago de las cuotas en la deuda empresarial a tipo variable. Sin embargo, en los préstamos a tipo fijo la cuota no variará, ya que el tipo de interés está preestablecido desde el comienzo del préstamo.

    – En relación a los bancos, hay que comentar que a día de hoy el sector bancario no es un negocio muy rentable por los bajos tipos de interés que existen. El aumento de los tipos de interés a medio plazo logrará será beneficioso para los bancos en aquellos préstamos a tipo de interés variable, ya que les permite cobrar más en cada cuota. Sin embargo, no lo será así en los préstamos a tipo de interés fijo, ya que el pago de los intereses no se ve afectado por una variación del tipo de interés a medio plazo.

  18. Para las empresas una subida de los tipos de interés a medio plazo implicaría un aumento de los costes financieros Desde la óptica bancaria supondría un aumento en sus ingresos.
    Un aumento de los tipos de interés para las empresas no supondría nada. Para los bancos supone un coste de oportunidad.

  19. En la deuda a tipo variable, un incremento de los intereses supondría un incremento en el coste para la empresa en la siguiente liquidación de cuota.
    En la deuda a tipo fijo, se seguiría pagando lo mismo puesto que están fijados a priori.

  20. -La deuda empresarial a tipo variable a largo plazo. Ante una subida de los tipos de interés a medio plazo, para las empresas aumentaría el coste de la cuota a pagar y verían reducida su rentabilidad, y para los bancos estaríamos ante un aumento de sus ingresos.
    -Los préstamos bancarios concedidos a tipo fijo a largo plazo. En este caso no tendría ninguna repercusión para la empresa y los bancos perderían simplemente coste de oportunidad.

  21. Tipo variable: sería negativo para la empresa ya que aumentarían los gastos financieros de la empresa. Para el banco no influiría ya que sus préstamos están referenciados al euribor, si les cuesta más el dinero, ellos subirán el interés

    Tipo fijo: en la empresa no influiría, su tipo de interés ya está prefijado. en cuanto al banco perdería valor porque el mercado ofrecería mejores oportunidades para dicho riesgo

  22. 1. La deuda a tipo variable se vería afectada al subir los tipos de interés, aumentando su cuota. Aunque lo ideal para la empresa es tener previsto distintos escenarios con los que se puede encontrar según el tipo de interés que se vaya a dar, y poder minimizar las consecuencias de las variaciones.
    2. La deuda a tipo fijo no se ve afectada por la variación del tipo de interés , dado que ha sido previamente pactado.

  23. En mi modesta opinion, entre otras consideraciones como la capacidad para generar efectivo o la básica apuntada en el post de un spread positivo (rentabilidad del proyecto- coste de la deuda), el nivel de endeudamiento asumible se visualiza muy bien a través del grado de apalancamiento financiero (resultado de explotación/resultado antes de impuestos) que se proyecte con la nueva deuda. Esas proyecciones contendrán diversos escenarios en losbquebws posible que el retorno de las inversiones sea inferior al coste financiero. El establecimiento de un límite para el GAF en el peor escenario es un mecanismo eficaz para saber el techo de deuda.

    1. Completamente de acuerdo Horacio.

      Y una reflexión adicional para los “acreedores” con deuda a tipo fijo a largo plazo: en el escenario actual las pérdidas pueden ser muy relevantes cuando se actualicen los flujos.

      Un saludo y gracias por postear.

  24. Una subida en los tipos de interés a medio plazo afectaría sobre la deuda empresarial a tipo variable a largo plazo,aumentando el nivel de la deuda ya que aumentaría el tipo variable al aumentar el tipo de interés . Esto perjudica al prestatario y beneficia al prestamista. Por el contrario, en los préstamos bancarios a tipo fijo a largo plazo no le afectaría el aumento del tipo de interés a medio plazo ya que se paga siempre el mismo tipo de interés (es constante).
    En mi opinión el límite de apalancamiento se encuentra en el nivel en el que la rentabilidad de la deuda es igual a su coste, por este motivo es fundamental calcular el WACC(coste medio ponderado de capital).

  25. Una subida de los tipos de interés a medio plazo provocará efectos opuestos en los bancos y las empresas.

    Lo más común es que la mayoría de las deudas empresariales se firmen a un interés referenciado al Euribor más un diferencial. Por lo tanto, ante una subida de los tipos las empresas tendrán que pagar más intereses de los que pagaban anteriormente. Esto provocará un aumento en el coste medio de la deuda. Mientras que los prestamistas se beneficiarán de esta situación.

    El interés en los préstamos a tipo fijo no cambiará, ya que se firmaron a un interés constante anterior a la subida de tipos. Esto significa que la empresa dispone de una financiación más barata que la existente en el mercado actual.

  26. Una subida de los tipos de interés a medio plazo provocará efectos opuestos en los bancos y las empresas.

    Lo más común es que la mayoría de las deudas empresariales se firmen a un interés referenciado al Euribor más un diferencial. Por lo tanto, ante una subida de los tipos las empresas tendrán que pagar más intereses de los que pagaban anteriormente. Esto provocará un aumento en el coste medio de la deuda. Mientras que los prestamistas se beneficiarán de esta situación.

    Mientras que el interés de los préstamos a tipo fijo no se modificará, ya que se firmaron a un interés constante previo a la subida de los tipos. Esto significa que la empresa dispone de una financiación más barata que la existente en el mercado.

  27. Desde mi punto de vista, si suben los tipos de intereses a medio plazo supondrá que el dinero es más caro y por lo cual mas difícil de acceder a él, siendo por lo cual más rentable para el prestamista, provocara que haya menos movimiento en el mercado de deuda y sea mas difícil acceder a él. Los intereses por renta variable serán más alto por lo consiguiente los flujos también, ya que habrá más demanda de liquidez, ya que es más difícil de acceder al dinero.
    En el caso de los prestamos que hayan sido concedidos con una renta fija, no se veran afectados por un cambio en la política de intereses. Ya que en el momento que se concede el prestamos se establecen los pagos de intereses.

  28. En cuanto a la deuda empresarial a tipo variable a largo plazo, el banco se ve beneficiado al aumentar el tipo de interés, mientras que la empresa perjudicada, ya que dicho aumento provoca que la empresa pague más intereses a la entidad financiera.
    Con los préstamos bancarios a tipo fijo es el banco el perjudicado y la empresa sale beneficiada, ya que el tipo de interés no se ve modificado y la empresa sigue pagando los mismos intereses.

  29. Cuando una empresa tiene una deuda a largo plazo a tipo variable y los bancos suben el tipo de interes a medio plazo repercute negativamente en las empresas. Ya que la cuota que tienen que pagar al banco se ve aumentada. Sin embargo, para los bancos tiene una repercusión positiva pues recibe una mayor cuota por el mismo préstamo.

    En el segundo caso donde la empresa tiene una deuda a largo plazo a tipo fijo, esto no tiene ninguna efecto ni bueno ni malo para la empresa o banco. Todos los términos e intereses de ese préstamo han sido discutidos y aprobados por ambas partes en un contrato antes de concederse el préstamo. Asi que una subida o bajada del interes no afectaría a nadie.

  30. Las organizaciones que tuvieran una deuda a tipo variable a largo plazo verán que con esta subida de tipos de interés variable producir un aumento del apalancamiento de la empresa que le producirá una peor estabilidad financiera debido al aumento del endeudamiento y en los peores de los casos producirá una situación de inestabilidad para determinadas organizaciones.

    En el caso de las organizaciones que tuvieran un préstamo bancario concedido a tipo fijo a largo plazo verán como sus obligaciones se mantienen a un 3% aproximadamente como están ahora mismo los tipos fijo ofrecidos por las entidades bancarias y en cambio los tipos variables puede fácilmente superar este 3%, situación en la que se encontraba no hace mucho tiempo cuando se encontraba entre el 3.42% y 3.75%, en los años comprendidos entre 2016 y 2014. Gracias a este tipo fijo la organización vera como su apalancamiento no se ve afectado a esta subida de tipo variable.

  31. Una subida de los tipos de interés generaría un aumento de la cuota para la empresa si esta ha contratado un préstamo a tipo variable, siendo negativo para la misma.
    Por otra parte, si esta contrata un préstamo a tipo fijo, no le afectaría una subida de los tipos de interés ya que la cuota se paga en función del tipo que se acordó en el momento del contrato y no experimenta variaciones.

  32. Los tipos de interés tan bajos son significativos y se debe a la crisis económica en la que estamos inmersos, ahora es más barato financiarse que hace algunos años. A mayores tipos de interés significaría el aumento de precios (inflación) y la desaceleración del consumo, factor por tanto que no convendría que se activara.Los bancos son los mayores perjudicados ya que cuando conceden prestamos, los margenes de interés son mínimos y obtienen menores beneficios.

    -En primer lugar la deuda empresarial a tipo variable a largo plazo vería un aumento reflejado por la subida del tipo de interés. El empresario pues tendría que pagar una mayor cuota en el siguiente pago al hacer frente a una mayor deuda y el encarecimiento de la misma.

    -Por el contrario,aquellos préstamos bancarios a tipo fijo, no se verían afectados en su cuantía gracias al establecimiento a priori de un tipo de interés pre-fijado.

  33. Una subida del tipo de interés a medio plazo, tendrá consecuencias negativas para las empresas y positivas para los bancos. Las empresas deberán pagar más por el dinero que han pedido prestado, al mismo tiempo que el banco recibirá más intereses.

    En el caso de los préstamos bancarios concedidos a tipo fijo, un aumento de los tipos de interés no tendrá repercusión, pues el tipo es fijo. Esto beneficiaría a las empresas ya que seguirán pagando los mismos intereses.

  34. La deuda empresarial por el tipo variable, viene determinada por el EURIBOR + diferencial, si los tipos de interés suben, esto provocará que el tipo de interés del préstamo aumente, incrementando los costes de financiación de la empresa a beneficio de los bancos que son los ganadores en esta ecuación. En cuanto a un préstamos a un tipo fijo, este no variará al ser fijo y por lo tanto la empresa se está financiado a un tipo de interés más bajo que el que existe actualmente en el mercado, está obteniendo financiación más barata. En este último caso la empresa es la ganadora en detrimentos de los bancos, que están prestando dinero a un tipo de interés menor que el del mercado. Sin embargo, el peligro de un tipo de interés fijo para la empresa, está en una bajada de estos que supondría que la empresa se está financiando más caro que la media del mercad, estaría pagando más por su deuda,

  35. Se puede observar que si una empresa que tiene una deuda a largo plazo a tipo variable se verá afectada de manera negativa en el momento que en aumente el mismo. Todo lo contrario que la entidad financiera que la concede, la cual aumentaría sus beneficios.

    Sin embargo, si esta deuda fuese a tipo fijo, la empresa no se vería afectada por ninguna variación en el tipo de interés, ya que tanto éste como otros términos fueron acordados previamente por ambas partes al formalizar el contrato de la deuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Los riesgos financieros y aspectos éticos de las monedas virtuales bitcoin y criptomonedas

Riesgos financieros de las monedas virtuales

El siglo XXI parece asistir a la fiebre financiera del bitcoin y las criptomonedas. Salvando las distancias históricas, son numerosos los puntos de conexión en torno a un patrón de valor, los movimientos especulativos y ciertos conflictos éticos relacionados con las finanzas. Leer más →