Noticias

Sevilla

Córdoba

Antonio Luna, estudiante del Doble Grado en ADE y Derecho y CEO de “Blooming”, un proyecto empresarial que lleva productos hortícolas españoles al mercado de flores holandés.

Todo comienza con la historia de tres amigos que se fueron de viaje a Holanda. Uno piensa en Holanda, y probablemente piensa en tulipanes. En tulipanes, precisamente, pensaban estos tres amigos. Ellos tenían curiosidad. Tenían mucha curiosidad. Eran personas inquietas. Querían saber qué era lo que allí “se movía”. Así que se plantaron en Flora Holland. Para los que no lo sepan, Flora Holland es una cooperativa pero no cualquier cooperativa. En ella tiene lugar la mayor subasta de flores del mundo. Ahí es nada. ¿La “típica” visita turística? Eso no iba con ellos. Los tres estudiantes eran más de explorar, de indagar, de llegar hasta las raíces del asunto. Comenzaron por preguntar a los trabajadores: ¿De dónde venían todas esas flores? ¿Cuánto se facturaba? En definitiva, cómo funcionaba todo aquello. Llegaron a una conclusión: la mayor parte de la producción de flores de Holanda, no se producía en Holanda… ¿sorprendente?

Un nuevo viaje a Holanda para que «Blooming» floreciese

Toda esta información era absorbida por los estudiantes como si de nutrientes se tratase. La tierra era fértil y estaba suficientemente abonada. Ahora solo faltaba una cosa, la luz. La luz era necesaria, muy necesaria. Y entonces, de repente, se hizo. Uno de ellos, Emilio es de Chipiona. En Chipiona “se mueve” mucha flor. Se mueve mucha flor que se queda en España, pero y si…

Fue con esta inquietud con la que los emprendedores viajaron de nuevo a Holanda, establecieron conversaciones con uno de los miembros de la cooperativa y una buena agenda de contactos que hizo que “Blooming”, finalmente, floreciese.

Uno de los tres protagonistas de esta historia es Antonio Luna Ruiz, alumno del Doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Derecho de la Universidad Loyola, y desde aquel viaje a Holanda, también CEO de Blooming.

Pregunta: ¿Qué es Blooming?

Respuesta: Blooming es la empresa que se dedica a facilitar el sourcing de productos hortícolas españoles a las distintas empresas del mercado de flores holandés. Desde el verde para el relleno del bouquet, hasta la flor con el color más llamativo. La empresa se constituyó en Sevilla en 2019, pero sita en Badajoz, está empresa se sumerge en el sector de la flor cortada. En Blooming trabajan con cortaderias, más conocidas en España como “plumeritos”, algunas grasses y antirrinos. Sus sembrados se extienden desde Chipiona (Cádiz), hasta Santiago de Compostela, pasando por Jumilla (Murcia), Cáceres y Badajoz. Ahora estamos empezando a hacer algunas pruebas en Sevilla.

Blooming sigue un modelo de negocio B2B “Business to business”. Ya estamos empezando a ser también productores, pero hasta hace nada éramos un “peldaño” entre el productor y otro país, otro negocio. Hacemos dos entregas en semana, miércoles y sábados. Sale un camión para Holanda por la Ruta de la Plata. Cuando el camión va de camino hacemos la promoción. Hay dos días de margen y en ese tránsito se vende. Actualmente nos planteamos un B2C “Business to consumer”, pero todavía tenemos que terminar de modelar la idea. Como CEO me encargo de coordinarlo todo. Confieso que me paso el día al teléfono hablando con unos y con otros. Además, llevo la contabilidad. Emilio está más centrado en la parte comercial.

«Mi prioridad es la carrera. Estoy utilizando el sistema ‘mañana y tarde’, por la mañana una cosa y por la tarde otra, cuando el horario me lo permite»

P: ¿Qué te motivó a emprender?

R: Yo había ido dos veces con mis padres a Ámsterdam y había escuchado “En Holanda mucho tulipán, pero después no hay tulipanes” (risas) y es verdad, tulipán tampoco hay mucho, pero vienen tulipanes de todo el mundo. En ese viaje a Holanda con mis amigos nos hacíamos muchas preguntas… Yo creo que, si fuimos allí, es porque ya andábamos con la mosca detrás de la oreja.

P: ¿Cómo compaginas tus estudios en la Universidad con lo de “ser emprendedor”?

Mi prioridad es la carrera. La llevo bastante avanzada como para tirarlo ahora todo por la borda. Estoy utilizando el sistema ‘mañana y tarde’, por la mañana una cosa y por la tarde otra, cuando el horario me lo permite… Al principio sí dedicaba más tiempo a la empresa, ahora está todo más automatizado.

«Es un proyecto muy ilusionante, mi primera experiencia en el mercado. Lo he visto crecer, sigue creciendo y esperamos que lo siga haciendo»

No es lo mismo irte de viaje con tus amigos, que embarcarte en un proyecto profesional con ellos, pues no todos tienen por qué tener el mismo grado de compromiso. Uno no se puede asociar con cualquiera. Tienes que conocer muy bien a la persona en todos los aspectos.

Una buena organización, también es clave. Tenemos una oficina en el Spaces Villasís. Uno no puede estar ya desde la mesa de estudio de casa. Y el inglés es esencial… Nada más que por llevar diariamente el teléfono, me he dado cuenta de la importancia que tiene. Es un proyecto muy ilusionante, mi primera experiencia en el mercado. Lo he visto crecer, sigue creciendo y esperamos que lo siga haciendo y que mantengamos la misma ilusión que hemos tenido hasta ahora.

Juan Collantes de Terán

Loyola Initiatives

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *