Noticias

Sevilla

Córdoba

Amalio Vargas Rico es estudiante del doble grado en ADE bilingüe + Relaciones Internacionales.

Amalio Vargas Rico: «Desde el primer momento uno se da cuenta de que está en una Universidad con una visión global y moderna»

Amalio Vargas Rico es estudiante de 3º del doble grado en ADE bilingüe + Relaciones Internacionales en la Universidad Loyola. «Para mí, Loyola muestra su potencial en tres áreas: la docencia, empleabilidad y la internacionalización» explica nuestro estudiante. Sobre el profesorado le gustaría destacar que «se esfuerza en ser lo más cercano posible con el alumno, y en este tiempo el sentimiento de cercanía no se ha perdido».

Pregunta: Hemos pasado por una época difícil por la situación del COVID-19 ¿Cómo valoras las clases presenciales virtuales durante este tiempo y el apoyo del profesorado?

Respuesta: La actuación de la universidad se llevó a cabo con una profesionalidad impecable. Aunque fue un tipo de docencia totalmente nuevo, la Universidad se volvió a superar estableciendo un sistema eficiente y útil para que la educación ofrecida apenas se diferenciara de la presencial. Se podría decir que incluso fue algo beneficioso, ya que con la nueva situación la comunicación a distancia llegará para quedarse en muchos ámbitos y experimentarla de esta manera ha sido una gran oportunidad.

P: ¿Qué destacarías de la adaptación de la actividad de la Universidad a la situación ocasionada por el confinamiento?

R: La adaptación de la universidad a un método de enseñanza distinto fue casi inmediata. No se perdió ni una hora de clase ya que al siguiente día lectivo conocíamos todas las directrices y procedimientos para trabajar durante el confinamiento. Se nos proporcionaron plataformas y métodos que hicieron que el cambio fuera tan rápido como eficaz.

«Experimentar la docencia presencial virtual de esta manera ha sido una gran oportunidad»

P: Numerosas actividades, como talleres, sesiones de orientación profesional, mesas redondas y conferencias, han ido desarrollándose durante el confinamiento ¿Cómo valoras la atención de los diferentes servicios de la Universidad?

R: La Universidad Loyola se caracteriza por ofrecer mucho contenido y formación fuera de clases. Cada poco tiempo llegaban oportunidades de este tipo a las que se podía asistir de manera online y fácil. Aún dentro de un confinamiento, la universidad cumplía la promesa de seguir formando a sus estudiantes de la mejor manera posible.

P: ¿Qué es lo que más valoras de tu formación en la Universidad, tanto en lo académico como en lo personal?

R: Para mí, Loyola muestra su potencial en tres áreas. La primera es la profesionalidad, la formación desde un primer momento de personas preparadas para afrontar un mercado laboral salvaje, moderno y cambiante, a la vez que enseña valores que todo buen trabajador debe tener. La segunda es la docencia, una enseñanza cercana y orientada a una relación de respeto y confianza con los profesores. Personas entregadas a sus estudiantes que aprecian y premian al que se esfuerza y tiene ganas de aprender. Y tercero su internacionalización, convenios con decenas de universidades repartidas por todo el mundo. Es una pieza clave que hace que sus estudiantes logren una mente abierta y global de la situación actual y el mundo a su alrededor.

«La docencia en Loyola es cercana e inspiradora»

P: Si tuvieras que decirle a alguien que estudiara en Loyola ¿Qué le dirías?

R: La Universidad Loyola se caracteriza por tres áreas en las que sobresale por encima de muchas otras. La docencia es cercana e inspiradora. Cuenta con un profesorado que, aparte de estar más que cualificado en su área de conocimiento, intenta entablar relaciones de confianza con el alumno para sacar las mejores aptitudes de cada uno.

La internacionalización juega otro papel importante ya que desde el primer momento en el que se entra, se da uno cuenta de que es una universidad con una visión global y moderna, la cual transmite también dentro de las aulas. La oferta para ya sea estudiar, trabajar o investigar en el extranjero es muy amplia. Y como tercer área, la empleabilidad. Cualquier alumno con interés se encontrará con muchas oportunidades tanto en panorama nacional como en el internacional.

P: ¿Y si estuviera pensando en estudiar el doble grado en ADE bilingüe + Relaciones Internacionales, qué le dirías?

R: Este doble grado es uno de los que mejor complementa los dos grados. Mientras que el grado en Relaciones Internacionales te da una visión global y moderna del mundo actual, el grado en ADE ayuda a orientarlo al mundo de la economía y las finanzas. Cualquier persona emprendedora con una proyección internacional para su futuro adquirirá los conocimientos necesarios para analizar el mundo a su alrededor y comprender las situaciones que ocurren en el plano internacional desde una perspectiva económica y política.

P: ¿Qué destacarías del profesorado?

R: El profesorado de esta universidad se esfuerza en ser lo más cercano posible con el alumno. Aun con estos tiempos que nos está tocando vivir en los que la distancia social es clave, el sentimiento de cercanía no se ha perdido. Otro aspecto que caracteriza a los docentes es el interés por el alumno. De las relaciones antes dichas nacen las ganas del profesorado de motivar al estudiante e intentar sacar lo mejor de este. Profesores que aparte de la propia asignatura que impartan, asesorarán y guiarán en temas relacionados a cualquier alumno que muestre interés.

Autor

Jaime Pastor

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *