A Draghi se le acabó la madera

El pasado jueves asistimos a una mala mañana del Presidente del Banco Central Europeo. El Sr. Draghi comunicó un descenso histórico del tipo de interés de referencia. Prácticamente tenemos un tipo de interés de cero. Esto quiere decir que en términos reales, por poco que crezca la inflación, el deudor va a pagar un tipo de interés negativo. Dicho de otra forma: pagará por su deuda menos que lo que pidió. A esta medida, el Banco Central Europeo acompañó otras medidas como la penalización a los fondos de la banca privada depositada en el Banco Central y otras medidas menores de política monetaria expansiva.

Hablando claramente, al Sr. Draghi “se le ha acabado la madera”. No hay más que se pueda hacer desde el BCE para incentivar la salida de la recesión. Hemos entrado de forma oficial en una “japonización” de la economía europea. Hace años veíamos horrorizados como Japón tenía tipos de interés reales negativos y decíamos que habían aniquilado la política monetaria. Pues aquí hemos hecho lo mismo.

Draghi ha pedido -yo diría que implorado- un Plan de Actuación por parte de la Unión Europea para sacar a la misma de la crisis. Pero de verás y sin tanto plan de austeridad. Una segunda -o tercera- recesión es ahora posible. Y o se toman medidas rápidas o podemos entrar en un encefalograma plano del ciclo económico. El “mago” del BCE ya no puede hacer más.

 

Autor

Manuel Alejandro Cardenete

En este Blog, el Profesor Manuel Alejandro Cardenete, revisará toda la actualidad macroeconómica tanto regional, nacional como internacional en clave crítica y fácilmente entendible. En el contexto actual, conocer qué está pasando y sobre todo intentar saber qué va a pasar en un entorno económico tan variante, es fundamental para manejarse en los tiempos que corren. Nos subiremos “a Hombros de Gigantes” para ver este futuro de forma más clara.

Comments

12

  1. Desde el punto de vista del prestamista, al bajar el precio del dinero de un 0,15 a un 0,05%, sale perjudicado, y desde el punto de vista del deudor, sale beneficiado puesto que su préstamo será más barato.
    Debido a esta medida, la política monetaria convencional ha alcanzado su límite y sus efectos disminuirán,
    Por lo que todo se moverá fuera de lo convencional.

  2. Si el BCE se ha quedado sin recursos para combatir la deflación, y teniendo en cuenta que el resultado de la bajada del tipo de interés no surtirá efecto hasta pasados unos meses, ¿cual será la situación de la inflación durante los próximos meses?
    En caso de esperar medidas por parte de otros organismos, el resultado será una consecuencia no intencional, ya que el objetivo de éstos no es velar por el equilibrio de los precios. ¿Serían entonces medidas lo suficientemente importantes como para alejar el fantasma de la deflación?

  3. Si no ocurre nada en la economía de la Unión Europea con esta nueva disminución del tipo de interés cercano al cero, es debido a la incapacidad de la Unión por crear políticas económicas orientadas al crecimiento. Estas nuevas disminuciones de interés sin otros incentivos, pueden llevarnos a otra gran recesión y a un estancamiento a un peor de la que vivieron en Japón en la década de los 90, pudiendo llegar a convertirse en una Gran Depresión similar a las de los años treinta.

  4. Las sucesivas bajadas por parte del BCE, debían de haber venido acompañadas de medidas intervencionistas y condicionantes a la banca privada, para que está, que es el motor económico de empresas y autónomos, tuvieran liquidez para devolver la actividad que el mercado necesita. Los efectos en solitario del BCE, puede ser a medio y largo plazo en un problema inflacionista.

  5. Ante esta decisión de Draghi, no hay duda de que la zona euro estará temerosa ante una deflación. Esto podría traer perjuicios en el pago de la deuda y lo más seguro es que los consumidores quieran posponer sus compras a la espera de que los precios bajen, porque como es lógico: ¿Quién no va a posponer ciertas compras si sabe que pronto los precios bajarán?
    Este efecto no será positivo para nuestra economía, pero el punto positivo con el que nos debemos quedar es que gracias a esta medida (o así se espera), se presionará a los bancos para que por fin comiencen a dar crédito a las diversas empresas y familias.

  6. Ha quedado demostrado que medidas coercitivas como las anteriores únicamente han saneado los balances de la banca y rebajado los gastos del Estado, empobreciendo a la ciudadanía en general. Con la nuevas medidas El Presidente del BCE, ha pretendido dotar de liquidez a la economía real y penalizar el dinero inactivo con el objetivo de incentivar el consumo.
    Si estas medidas monetarias no son utilizadas por la banca y siguen invirtiendo en deuda pública, no reactivarán la economía europea.

  7. La tasa de inflación es muy importante para todos los partes de la economía. Por eso el BCE debe tener cuidado y evaluar todas las consecuencias posibles antes de tomar una decisión tan grave como bajar el tipo de interés de referencia tanto. Esto afecta mucho al sector bancario, por ejemplo los bancos pueden bajar sus tipos de interés. Hemos experimentado que pasa cuando hay préstamos tan baratos. La gente pide muchos créditos y cuando los intereses suben otra vez, no los puede pagar. Entonces el BCE no podría tomar ningunas medidas para prevenir la explosión de la burbuja.

  8. El Sr. Draghi, ante indicios de peligro de deflación, ha tomado la medida de bajar el tipo de interés con el objetivo de hacer fluir el crédito, puesto que quiere controlar los precios. Sin embargo, con esta medida puede conseguir que el consumo aumente demasiado provocando un daño mayor en la economía actual, haciendo que volvamos a entrar en el ciclo de la recesión.

  9. Los tipos de intereses reales suelen ser negativos cuando la economía esta sufriendo una fase de decrecimiento o una fase de crecimiento lenta, para el BCE ha decidido bajar los tipos de interés. Con esta medida pretende que los bancos activen sus créditos a la familias y así favorecen el consumo y la inverso. Pero esto nos plantea dos cuestiones; ¿ las familias/empresas estas dispuestas a seguir endeudandose aunque el crédito sea mas barato? ¿ están los bancos realmente interesados en conceder prestamos a familias y empresas?

  10. Con este tipo de interés tan bajo el Presidente del BCE parece haber tomado una medida extrema, como último recurso para salir de la recesión. A primera vista parece una buena noticia para los deudores, pues pagarán prácticamente cero intereses por el préstamo que se les concedió. Sin embargo, habría un retardo externo inevitable respecto a la medida.

  11. Lo que es indiscutible es que las medidas del BCE son insuficientes. Las pruebas son el hecho de que la inflación aún continua en niveles excesivamente bajos y empieza a hablarse de una tercera recesión.
    Estamos de acuerdo en que hay que llevar un plan político y económico que estimule el crecimiento y que provengan de la UE. Los temores al incremento del nivel de precios no deberían suponer un impedimento, puesto que los niveles actuales otorgan bastante margen para ello.
    Si no se actúa rápido y de forma contundente, comprometeremos el futuro de la UE, y con ello, el cumplimiento de los objetivos del plan Europa 2020.

  12. El Sr. Draghi se ha visto obligado a bajar el tipo de interes con la esperanza de facilitar créditos y obtener mayor movilización del dinero, ya que esto motivara a los deudores a solicitar mas préstamos a un precio mas barato. A priori resulta una buena medida, pero puede tener un gran inconveniente, y es que la gente empiece a vivir por encima de sus posibilidades pidiendo créditos y al cabo de un tiempo vuelva a subir el tipo de interés y no tengan dinero para pagarlos, con lo que entraríamos en un nuevo ciclo de recesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3