Pedro Arrupe

“Hacer verdaderas las palabras…”

Conmemoramos el 25 aniversario del fallecimiento del Padre Arrupe, una de las figuras más destacadas de la Iglesia en el Siglo XX. Para ello contamos con José Mª Margenat, S.J., profesor de la Universidad Loyola Andalucía, que recuerda en Loyola Televisión, la figura de Arrupe  y su mirada positiva sobre el mundo. También  Fernando García-Gutiérrez, S.J. colabora en este homenaje con su artículo ‘El padre Arrupe que yo conocí’. 

 

 

EL PADRE ARRUPE QUE YO CONOCÍ

“Hay veces en la vida en que uno tiene la suerte de encontrarse con una persona que parece que Dios se la tenía preparada. Eso me ocurrió a mí con el P. Arrupe cuando llegué a la Misión del Japón. Desde el primer momento me di cuenta de que él era el Hombre de Dios, que me iba a ayudar a vivir mi vocación de misionero: encontrar a Dios en la nueva tierra a donde me había conducido, con la alegría de saber meterme de lleno en otra cultura, para saber entregar el conocimiento de Dios a los demás. Y todo esto, con un enorme optimismo sobrenatural, que no se deja vencer nunca por las dificultades.

Cuando estaba estudiando la lengua japonesa, me llamó la atención el término con el que se dice la palabra testimonio: shôgen, que al pie de la letra significa: hacer verdaderas las palabras. Esto era precisamente lo que veía realizado en el P. Arrupe: hablaba y escribía, pero, sobre todo, hacía verdaderas en su vida las palabras que decía. En esto (como en toda su vida) ponía en realidad lo que el primer japonés, Anjirô, dijo a Javier en Malaka, cuando le pedía que fuera a Japón para evangelizar allí: Los japoneses se convertirán todos a Cristo, si después de oír sus palabras, ven que su vida está conforme con lo que predica.

La vida del P. Arrupe fue una entrega continuada a Cristo y al mundo entero, con la enorme claridad de corazón que le caracterizaba. No había en su interior nada de dobleces egoístas: sólo quería servir a todos para llevarlos a Dios, en una actitud constante de escucha confiada de la voluntad divina.

Al cumplirse los 25 años de la muerte del P. Arrupe, me vienen a la memoria los diez años de dolorosa pasión pasados en la enfermería de Roma, sin poder expresarse en nada, pero entendiendo todo lo que le decían: aquello era hacer verdaderas las palabras que nos había hablado y escrito durante toda su vida.”

Fernando García Gutiérrez, S.J.

 

Autor

Loyola And News

Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Jul 2017 » loading...
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31