2015 en cinco mujeres

Por el 28 diciembre 2015
Laurence Tubiana. FOTO: Miguel Medina (AFP).
Pie de foto +

Según se aproxima el fin, y el inicio, de cada año, los medios nos van ofreciendo resúmenes en general monográficos, economía, cine, canciones… de lo que ha sido o bien previsiones sobre lo que será.

Mi contribución a esta irresistible tradición informativa son cinco nombres de mujeres que han contribuido a reducir las injusticias que campean por el mundo. Estoy segura de que seguirán dando que hablar en 2016, por eso invito a seguirles la pista. Obviamente, podrían ser algunas (muchas) más.

Mireille Al Farah

Así, comienzo este viaje con la guerra en Siria y con el testimonio de Mireille Al Farah, cristiana de Damasco que salió de su país antes de iniciarse el conflicto y, que aún, no ha podido regresar a su ciudad. Su testimonio sobre la vida cotidiana en una ciudad devorada por la guerra nos hace sentir diminutos pero también enormes.

Sin duda, será la cultura la que nos redima del terror involutivo de la guerra, y en su relato nos interpela a tod@s y cada un@ de nosotr@s para que así sea. Música, literatura, teatro, coros que no dejan de ensayar a pesar de que han ido perdiendo a sus cantantes, alcanzados por morteros y francotiradores.

La guerra de Siria y la crisis de refugiados que ha provocado la visibilización del éxodo masivo de población civil han generado las noticias más tristes e indignantes del año. Las buenas noticias han venido también con dos hitos que emanan de nuestra capacidad como humanos para organizarnos a nivel mundial por un mundo mejor.

Marta Pedrajas

En primer lugar la aprobación en Asamblea General de Naciones Unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Allí estuvo Marta Pedrajas, asesora de políticas de desarrollo del Gobierno de España, ahora en el PNUD en Nueva York, y a quien tuvimos la suerte de tener en la Universidad Loyola Andalucía desgranando los entresijos de la negociación para la aprobación de los ODS.

Laurence Tubiana

Poco después, el pasado 12 de diciembre, se llegó a un histórico acuerdo en la Cumbre del Clima celebrada en París. Los analistas coinciden en señalar a Laurence Tubiana como una de las principales facilitadoras de dicho acuerdo. Tubiana es fundadora y presidenta del Instituto de Desarrollo Sostenible de Francia desde 2014. Con su trabajo está consiguiendo que la “sostenibilidad” recupere parte de su credibilidad perdida.

Svetlana Alexiévich

El premio Nobel de Literatura de este 2015 ha sido otorgado a una periodista que utiliza una metodología muy próxima a la investigación científica. Mediante una grabadora, transcripciones hechas a mano y un análisis de discurso comprometido y compasivo, Svetlana Alexiévich ha mostrado la cara más descarnada y antiheroica de las mujeres que combatieron en el Ejército Rojo en la Segunda Guerra Mundial, o la crónica de la vida tras el desastre en las inmediaciones de Chernóbil.

«He escrito cinco libros pero, en realidad, llevo casi cuarenta años escribiendo una única obra, consistente en hacer la crónica de lo que fueron los Gulag –campos de concentración estalinistas-, las guerras, la catástrofe de Chernóbil y la desintegración del Imperio Rojo. Atrás queda un mar de sangre y una gigantesca fosa común». 

Loretta Lynch

Finalmente, he admirado este año a Loretta Lynchfiscal general de los Estados Unidos desde abril de este año. Decidió entonces continuar su investigación sobre la corrupción en la FIFA, que había iniciado en sus tiempos como fiscal de la ciudad de Nueva York, y que está consiguiendo llevar a los principales implicados ante la Comisión de Ética de la organización, pero también ante los tribunales de Estados Unidos, ya que gran parte de las operaciones irregulares se realizaron a través de bancos estadounidenses. Determinación, experiencia combinada en el ámbito privado y en el público y firme compromiso social. Una pista a seguir.

Son cinco mujeres que están desafiando con su trabajo a poderosas amenazas (aquí suena la BSO de Star Wars, por cierto, esta nueva entrega viene cargada de interesantísimos papeles femeninos) que se ciernen sobre nuestra condición de personas pero también sobre la vida en el planeta: la guerra, la desigualdad, el cambio climático, la falta de transparencia y la corrupción. Mi deseo para 2016 es que el trabajo de nuestra comunidad persevere en la visibilización y la reducción de las injusticias.

Rosa Colmenarejo

Rosa Colmenarejo

Aprendo cada día, de mis estudiantes, de mis hij@s, de mis amig@s y compañer@s… Enseño en el área de Humanidades y Filosofía: Ética social y profesional, Epistemología, Philosophy & Persons…. Investigo en las implicaciones éticas de la Internet of Things en la promoción de Capacidades (Capability approach): Big Data, Machine learning… Leo novelas, cuentos, guiones, poesía… Curioseo y exploro ciudades, el time-line de Twitter, la sierra de Guadarrama… Juego al tenis ¿el orden de los factores altera el producto?

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>